Flamengo, campeón de la Copa Libertadores y del Campeonato Brasileño, se garantizó un puesto en la final del Mundial de Clubes de la FIFA con una impresionante remontada con la que se impuso por 3-1 al Al-Hilal saudí en el partido de las semifinales. El Flamengo, que disputará la final del Mundial de Clubes tras 38 años de ausencia, se medirá el próximo sábado con el ganador del duelo entre el Liverpool y el Monterrey,

El técnico del Al-Hilal, el rumano Razvan Lucescu, sorprendió al alinear un equipo más ofensivo que el que usó para vencer al Esperance (1-0). El equipo saudí puso a correr al Flamengo detrás de sus jugadas ofensivas, con Gomis y Giovinco en la punta de ataque junto a un sorprendente Salem Aldawsari. La presión de los saudíes dio sus frutos en el minuto 18 con una jugada iniciada por Giovinco y que concluyó Aldawsari con un disparo dentro del área que terminó engañando a Diego Alves después de que el español Pablo Marí desviara la pelota. El conjunto brasileño parecía perdido en la cancha con sus defensas abusando de las faltas y el peligroso Gabigol totalmente neutralizado por un duro marcaje.

El Flamengo salió volcado al ataque en la segunda mitad y, poco después de una jugada de peligro de Gabigol, Arrascaeta consiguió el empate al empujar a la red un balón de Bruno Henrique. Faltaban 13 minutos para el final cuando, en un rápido contragolpe, el propio Bruno Henrique puso el 2-1 con un cabezazo. Albulayhi puso la puntilla en el minuto 82 con un gol en propia puerta al intentar desviar un pase del Flamengo.

/gap@EstudioEstadio