En un extenso Consejo de Presidentes que duró casi 14 horas, se aprobaron las bases para el Campeonato Nacional 2020, determinándose un total de tres descensos y dos ascensos desde la Primera B, en un torneo que arrancará el 24 de enero y que tendrá mayor protagonismo de los jugadores sub 21.

En total eran 89 los puntos que debían discutirse en la sede de Quilín, siendo el tema de los descensos uno de los que más se discutió -sobre dos horas- debido a los diversos interses de los equipos, resolviéndose que, tal como se adelantó, serán dos tablas: la del torneo y una de coeficiente de rendimiento -considerará los Campeonatos 2019 y 2020-.

Una de las situaciones que retrasó todo fue la salida de los representantes de Huachipato, los que debieron volver para que no faltara quorum. Deportes Iquique también quiso irse antes, pero no pudo por la misma razón.

Los tres descensos a la Primera B, en tanto, se definirán con los colistas de cada una de las tablas mencionadas, mientras que el otro equipo que perderá la categoría será el que caíga en una definición entre los penúltimos de ambas clasificaciones.

A la salida del Consejo, el presidente de la ANFP, Sebastián Moreno, aseguró al respecto que “los partidos de Cobresal ante Unión Española y el de Unión La Calera con Deportes Iquique se ratifican, así que estos encuentros entran a la tabla de coeficiente”.

Desde la B, en tanto, serán dos los ascensos, dejando en 17 los equipos para 2021 y en 16 el número para la segunda categoría del balompié nacional.

Otro punto importante a considerar es el aumento de minutos obligatorios de los jugadores Sub 21, algo que se resolvió por las cuatro fechas extra que tendrá el torneo en comparación con el de 2019.

Así, los equipos deberán cumplir con un total de 2.142 minutos para sus futbolistas sub 21 (un promedio de 63′ por partido), subiendo la cuota que hasta el certamen que ganó Universidad Católica era de 1.350.

Por otro lado, Everton, Colo Colo y Unión La Calera propusieron aumentar el número de jugadores extranjeros a seis, pero el Consejo de Presidentes resolvió sostener en cinco el número de futbolistas foráneos por equipo.

Tras la aprobación de los 89 artículos, el Consejo de Presidentes decidió modificar los estatutos para permitir que el Campeonato Nacional arranque el 24 de enero, esto debido a que se estipulaba que las bases se debían aprobar 45 días antes del comienzo del certamen, algo que obligaba a que el torneo iniciara después del 7 de febrero.

En cuanto a la Primera B, Sebastián Moreno contó que el torneo arrancará el 21 de febrero, mientras que el octogonal para definir al rival de Deportes La Serena por el segundo ascenso se jugará en los estadios Nacional, Monumental y San Carlos de Apoquindo. 

Las fechas, en tanto, serán desde el 11 al 19, mientras la final se disputará el 23 de enero. 

/gap@EstudioEstadio