Resulta que tras marcar el segundo gol, Cristiano Ronaldo y Paulo Dybala se unieron en un festejo que acabó en un accidentado beso.

CR7 quiso darle el tradicional beso en la mejilla a su compañero, pero erró en el cálculo y ambos terminaron besándose en la boca.

La reacción de los jugadores fue como la de cualquier futbolista, terminaron celebrando sin que el incidente ocasionara algo más.

Sin embargo, en redes sociales, los usuarios comenzaron a viralizar el video y burlarse de la situación.

Señalar que la Juventus venció por 2-1 al Parma con un doblete de Cristiano Ronaldo

/GAE
@EstudioEstadio