El primer recuerdo que tengo del fútbol lo relaciono con el golpear de los pies en las gradas de cemento del antiguo estadio La Portada, tras una falta se paró frente al balón el gran Vitorino López García (Torino) , un tiro desde 35 metros  que se clavó en el pórtico del portero de Laja, era una noche de verano de 1984 en que se disputaba  la liguilla de ascenso del torneo 1983. Torneo que terminó con el equipo granate coronándose como campeón y subiendo a primera división, jornada que los hinchas recuerdan y pretenden que se repita con el equipo de Francisco Bozan este próximo jueves ante Temuco.

Ese mini torneo jugado en el mes de marzo sigue en la mente de los hinchas serenenses. Fueron tres fechas dobles  de todos contra todos que jugaron, aparte de Club de Deportes La Serena, los equipos de Coquimbo Unido,  Malleco Unido y Laja. Los dos primeros de la tabla subían a primera, resultando los equipos de la zona los ganadores.

Con hinchas tanto papayeros como coquimbanos el estadio se llenó en cada jornada , más de 15 mil personas repletaron el estadio cada noche, viviéndose una verdadera fiesta. Las barras, dirigentes y jugadores de los equipos regionales en los días previos prometían un apoyo conjunto a los cuadros regionales, cosa que duró hasta que se dio el pitazo inicial de la liguilla, donde se vivió una verdadera batalla de gritos y canticos entre las barras de los tradicionales rivales.

Fue así como desde un inicio los granates entregaron un apoyo irrestricto a los cuadros rivales de los coquimbanos y estos les devolvían la mano en el encuentro siguiente gritando cada gol en contra de los papayeros.

El super 8

Los serenenses en el encuentro de fondo de la primera jornada doble, arbitrado por el  juez Hernán Silva, arrasaron con su rival un 8 a 3 rotundo a Laja .

Los serenenses, dirigidos por Juan Rodríguez Vega,  tuvieron como equipo base en la liguilla el conformado por el portero Julio  Sepúlveda; José Paredes(Cap); Jaime Muñoz; Santiago Pardo; Gabriel Rodríguez; en el mediocampo Hernán Castro; Juan Koscina y Vitorino López García (Torino); en la delantera Eugenio Figueroa, Fernando González y Dario Scatolaro.

Los pronósticos previos al encuentro indicaban un juego apretado entre los locales y Deportes Laja, según señala la crónica de diario El Día de ese tiempo,  los jugadores sureños  presentaban una mayor envergadura física que los serenenses  y cedieron el terreno a los granates para apostar al contragolpe.

Durante el primer tiempo los serenenses no pudieron concretar su dominio con goles, solo al minuto 39 ‘ una de las grandes figuras de todos los tiempos de los granates, juan Koscina,  disparó , el arquero de Laja  tapó con dificultad, el balón rebotó  y nuevamente Koscina abrió la puerta para el “aluvión” de  goles que llegó en la segunda etapa.

En el segundo tiempo, al minuto de juego el delantero Dario Scatolaro aumentó  de cabeza a dos esto tras un córner lanzado por el brasileño Torino. A los 9’  Hernán castro anotó de tiro libre anotó el tercero;   a los 13 minutos comenzó el show de Fernando González  que tras pase de Figueroa convirtió el cuarto, repitiendo a los minutos  17’ , 28’ , 34 . Cerró el 8 a 3 el trasandino Dario Scatolaro a los 44’ minutos.

Así culmino el partido de la primera  jornada que el público serenense bautizó como el “super 8”  principalmente aludiendo al portero de Laja, Leonardo Vines.

Partido sufrido

En el segundo partido jugado un 7 de marzo de 1984, Deportes La Serena ganó por 3 goles a 2 al conjunto de Malleco Unido. Los primeros 15 minutos del encuentro fueron de un intenso trajín, las acciones se desarrollaban en ambas áreas. A los 27 minutos una joven promesa, que años más tarde tendría un paso por los granates, Alfredo “torpedo” Núñez abriría  el marcador para Malleco Unido ,  que generó alegría en sus pocos hinchas presentes en esa calurosa noche  y una euforia en las gradas  coquimbanas.

La Serena se volcó en busca del empate pero llegó el pitazo que puso el fin al primer tiempo. A reiniciarse la segunda fracción a los 7 minutos  el goleador Fernando González  anotó el empate, pero a los pocos minutos nuevamente el “torpedo” Núñez puso el 2 a 1 .

Tal como ocurrió en varios partidos de la década de los 80, tras una falta al habilidoso Figueroa  el brasileño Torino sacó a relucir su magia y con un tiro libre venció al portero Luis Manríquez para el empate transitorio a 2.

A los 34 minutos, una fuerte falta sobre el mítico capitán José Paredes, que se convirtió en una de las figuras de la noche, fue lanzada por Castro  quien encontró al formado en Boca Juniors , Dario  Scatolaro quien de palomita anotó el definitivo 3 a 2  y que permitió la vuelta olímpica de los granates,  cuando aún faltaba jugar una fecha de la liguilla de promoción.

Campeones ante tradicional rival

En la jornada final no podía ser más soñada los dos cuadros de la zona llegaban empatados con dos triunfos conseguidos y clasificados al cuadro de honor. El domingo 11 de marzo ante más de 15 personas en el estadio La Portada  y donde no cabía un alfiler.

El juez Guillemo Bugde dio el pitazo inicial en el recinto serenense , en un primer tiempo friccionado con un Coquimbo Unido dirigido por José Sulantay marcando el ritmo de juego gracias a sus figuras como Mario “Loco” Rodríguez , Miguel Ramos, Mario Pérez, Juan Carlos Barraza, Osmar Magalhaes (Bozo), Mauricio Araya y Mario Zurita, entre otros.

En el segundo lapso , los aurinegros salieron con todo para quedarse con el torneo , ya que solo un triunfo les servía por la amplia diferencia de goles que tenían los locales, fue así que en el minuto 9’ el capitán porteño Juan Carlos Barraza abre el marcador.

La Serena buscó la paridad, comenzó a tomar la manija del mediocampo gracias al tridente conformado por Koscina, Torino y Figueroa, más la movilidad de Scatolaro y el goleador González.

A los 19 minutos, ante una lluvia de proyectiles y botellas de parte de la barra aurinegra, Hernán Castro  se atreve a servir el córner , lo hace con potencia a media altura , justo para la cabeza de Fernando González quien conquista el empate.

Los tradicionales  pescados de genero que utilizaba la barra serenense comenzaron a ser lanzados desde la tribuna Martín Badía hasta marquesina; y los canticos y gritos de ambas hinchadas  hacían retumbar el recinto de cemento de calle Balmaceda.

Los dirigidos de Sulantay volvieron apegar primero y tras una gran jugada de Bozó quien entregó a Mario Zurita que venció al guardameta papayero Julio Sepúlveda. Los porteños comenzaban a celebrar el campeonato, pero esta alegría no duró más de tres minutos cuando el fuera de serie Juan koscina se hizo del balón y desde el costado derecho habilitó al “mono” González quien respondiendo a su estirpe de goleador y con un tiro que tuvo una débil respuesta del “Loco” Rodríguez anotó el anhelado empate quedaba el primer lugar a los granates.

Finalizado el encuentro se anunció la entrega del trofeo Diario El Día , este fue para Club Deportes La serena , equipo que obtuvo cinco puntos al igual que los porteños, pero una mayor cantidad de goles a su favor 13 contra 9 de Coquimbo Unido.

Ese domingo 11 de marzo culminó el torneo con una caravana de personas  y automóviles con banderas que recorrieron las calles de la ciudad de La serena celebrando el anhelado ascenso a primera división para la temporada 1984 , escena que se espera sea repetida este jueves 23 de enero cuando los granates culminen su partido por la liguilla final.

/GAE
@EstudioEstadio