Matías Fernández vivió un amargo regreso al torneo nacional chileno, certamen que no disputaba desde hace 14 años cuando se fue de Colo Colo tras consagrarse campeón del Clausura 2006.

El volante ingresó a los 74’ por Brayan Vejar cuando el marcador estaba 1-1 ante Cobresal en el desierto de El Salvador, teniendo como gran recuerdo en su regreso una fea patada que pudo dejarlo expulsado apenas unos minutos más tarde.

El damnificado en la acción fue Rodolfo González, quien quedó bastante adolorido tras el cariño del 14 de los Blancos, que terminó salvándose de la roja y solamente fue amonestado con tarjeta amarilla.

/gap@EstudioEstadio