Nicolás Larcamón era el nombre que la directiva de Curicó Unido tenía en su cabeza una vez que decidió poner fin, abruptamente, al contrato de Hugo Vilches, entrenador que solo dirigió un partido en 2019 y al que no se le renovó el vínculo luego de la conclusión anticipada del Campeonato Nacional del año pasado.

Y por ahora, los “Torteros” no se han equivocado. El trasandino de 35 años ha dado muy buenos resultados y no conforme con ir alejando al equipo de los puestos de descenso, lo tiene instalado en el segundo lugar del Campeonato Nacional, disputando la punta con el bicampeón, Universidad Católica y Unión La Calera.

En entrevista con En Cancha, desde su casa, donde se encuentra recluido junto a su familia a causa de las medidas tomadas por el Gobierno para evitar la propagación del coronavirus, el estratega habla de esta suspensión, de los pilares de la campaña, y por supuesto, de su futuro.

Venían en un gran momento y llegó todo esto del coronavirus. ¿Con qué sensación se queda?

“El momento es muy bueno, no solo por los resultados, sino también por rendimiento y llegó esta situación de fuerza mayor, que es la prioridad y es mucho más importante que una cuestión deportiva. Hay que ser responsables para prevenir de la mejor manera antes de llegar a una situación muy crítica a nivel nacional”.

¿Cómo lleva esto del teletrabajo con un plantel numeroso, acostumbrado a trabajar en cancha?

“Esto es todo muy dinámico. Nosotros planteamos una primera etapa de cuatro días, hasta el sábado, donde daremos un nuevo parte al equipo. Se plantearon entrenamientos en las casas con competencias internas para tratar de generar una motivación extra al futbolista para que se comprometa en su mantenimiento. En la medida que pasen los días, veremos cómo seguimos, porque habrá mucho de sentido común y apelar a la creatividad hasta que la coyuntura nos permita”.

Ya es casi un hecho que esto durará más de dos semanas. Efectivamente, habrá que apelar mucho a la creatividad, porque para nadie es grato este encierro, por más que sea de suma importancia hacerlo.

“Somos conscientes de que esto irá para largo y que hay que contener a los futbolistas en otros aspectos más que en lo deportivo o los entrenamientos. Hay que estar pendiente de los más chicos o los que están solos en la ciudad. Autoricé a aquellos que estaban no tan lejos de sus casas a que vayan para que el encierro no sea tan difícil de afrontar”.

Al fútbol chileno le ha pasado de todo. La paralización del año pasado hizo que la competencia terminara muy anticipadamente y después de solo ocho partidos, otra vez nos quedamos sin actividad. ¿Cómo le afecta tanta pausa al futbolista?

Advertisement

“La para por lo que pasó a fin del año pasado había quedado atrás después de los partidos que se han jugado este campeonato. Ahora con esta situación, sí vuelve a sacar del foco a los futbolistas, que venían con cierto ritmo de competencia. Habrá que ir viendo en función de lo que requiera cada uno”.

El Curicó 2020: Primero la permanencia, pero sin dejar de soñar en algo histórico

A comienzos de temporada ni el más optimista de los hinchas pensaba en una campaña como esta. ¿Por qué Curicó Unido es la revelación del fútbol chileno?

“Nadie esperaba que estuviéramos en esta posición, pero nosotros desde el 23 de diciembre que venimos trabajando de una manera muy exigente y con un grupo de futbolistas que fue entendiendo rápido la idea. Nosotros planteamos una reestructuración importante, llegaron 15 jugadores y es un grupo prácticamente nuevo. Tenemos un plantel competitivo por más que nuestro presupuesto no sea el de los grandes y esperamos retomar con la misma competitividad y ganas, que son los que nos ha permitido llegar a este momento”.

¿Pueden los hinchas soñar con pelear arriba?

“Hay que estar tranquilos. El enfoque está puesto en seguir compitiendo por los desafíos grandes que tiene este torneo. Hay una paridad muy grande y todos los rivales van a querer ganarnos para ocupar en lugar en que estamos nosotros. Sabemos que podemos sostener este momento con la misma determinación que hemos tenido hasta ahora”.

En solo siete partidos, el argentino se ha ganado el corazón de los hinchas curicanos.

¿Cuál es la prioridad: mantenerse o ir por el campeonato?

“Cuando la directiva me contrató, fueron muy claros en decirme que el objetivo era tener una permanencia un poco más tranquila que los últimos años, donde siempre terminaban salvándose en las últimas fechas. Nosotros siempre hemos sido ambiciosos en pensar en algo más importante, pero el primer objetivo era salir de la lucha por el descenso que heredamos del año pasado. Estas primeras fechas nos permitieron despegar. Estamos claros que esto lo debemos mantener para llegar al final del torneo con posibilidades de hacer algo histórico en Curicó”.

Los equipos grandes y la Selección Chilena

Está sumando otra campaña importante en Chile. ¿Siente que ya es un DT cotizado en el país?

“Son casi 100 partidos dirigidos en Chile. Desde mi llegada a Antofagasta, fueron temporadas muy positivas. Incluso, esa que se interrumpió en Huachipato, estábamos en zona de clasificación a torneo internacional después de haber vendido un gran número de futbolistas a clubes muy importantes. En Chile hemos tenido muy buenos rendimientos gracias al compromiso con el trabajo y la respuesta de los futbolistas de los tres equipos en los que estuve. Uno también confía mucho en lo que hace junto al equipo de trabajo que se esfuerza bastante para conseguir los resultados. Esa es la receta para conseguir buenos rendimientos desde que estamos en el país”.

¿Su meta es llegar a un grande de Chile?

“A mí no me gusta proyectar a futuro, soy más de estar conectado en el día a día y con el proyecto que tengo ahora en Curicó. Me he sentido muy respaldado para trabajar de buena manera. Más adelante, cuando finalice la temporada, veré lo más conveniente para mí como entrenador y para mi familia”.

¿Tiene alguna liga donde ha soñado dirigir?

“Siempre uno sueña con dirigir en Europa, mis ídolos de infancia se han desarrollado allá. Visualizarme en España o Inglaterra es un sueño por cumplir, pero siempre conecto con el hoy, que es la liga chilena, que me ha dado la oportunidad y siempre pensando en ir dando pasos importantes acá”.

¿Qué opina de la Selección Chilena de Reinaldo Rueda?

“Reinaldo lo está haciendo de excelente manera, tuvo una gran participación en Copa América, que es la única oficial hasta el momento. Me parece un grandísimo entrenador”.

¿Y a usted le gustaría dirigir a La Roja?

“Una selección como la de Chile es un sueño, pero uno es consciente de que eso conlleva un aval que vengo construyendo, pero no tengo. No me apresuro y voy pisando sobre lo concreto. El tiempo dirá para qué está uno y si se da, sería algo increíble”.