Un 22 de marzo como ayer, pero en 1996, Universidad de Chile armó una fiesta y superó con un agónico 1-0 a Corinthians por el Grupo 4 de la Copa Libertadores en el Estadio Nacional. Los azules llegaban al duelo como bicampeones tras los títulos del 94 y 95, que ponían al Chuncho nuevamente en lo más alto del fútbol criollo tras décadas de crisis y sufrimiento.

Jorge Socías había dejado la banca y la dirección técnica de los azules estaba en manos del argentino Miguel Ángel Russo, hoy DT de Boca Juniors. En el grupo, la U y Universidad Católica compartían zona con Corinthians y Botafogo de Brasil.

En el debut la U superó por 2-0 a la UC como local y para el segundo duelo se les venía el Timao, encabezado por Leonardo y el “Animal” Edmundo.

El equipo de Russo tenía a Vargas en su mejor nivel como prenda de garantía, Valencia inspirado y Rodríguez fuera de serie. Salas ya era el Matador y lo seguían desde fuera. El entonces 11 azul jugaba sus últimos meses en la U.

Ante 55 mil espectadores y el Nacional y convertido en una caldera, la U formó ese día con Sergio Vargas; Cristián Castañeda, Ronald Fuentes, Cristian Traverso y Miguel Ponce; Cristián Romero, Pablo Galdames, Esteban Valencia (Víctor Hugo Castañeda, 81’) y Leonardo Rodríguez; Rodrigo Goldberg y Marcelo Salas (Walter Silvani, 84’).

Y fue un partido apretado, de esos que se definen simplemente como “de Copa Libertadores”. Pero la U logró sacar ventaja en los descuentos del segundo tiempo: Ponce y Rodríguez se asociaron, el balón llegó a Silvani y éste habilitó al Polaco Goldberg, que con un zurdazo cruzado venció la resistencia del arquero Ronaldo Giovanelli desatando la locura azul.

Con el pitazo final la U quedó con la sensación de poder vencer a cualquiera y cumplió la premisa. Igualó con la UC rescatando un punto de visita, derrotó a Botafo en casa para abrochar los nueve puntos de local y cayó en sus respectivos duelos en Brasil.

La U se metió en octavos de final segunda de su grupo tras Corinthians. Defensor Sporting y Barcelona de Ecuador quedaron en el camino para meterse en semifinales contra River Plate en una llave recordada hasta ahora, pero esa ya es otra historia.

/gap@EstudioEstadio