Luego de una serie de análisis y reuniones en medio de la pandemia del coronavirus, la directiva de FC Barcelona decidió una rebaja de sueldos tanto al plantel como a los directivos.

Fue así como el pasado fin de semana se iniciaron los contactos con los capitanes para expresarles el momento que vive el club y sondear la posibilidad de que renuncien a parte de sus ganancias.

De acuerdo a lo explicado por Marca, la predisposición por parte de la plantilla fue buena, entendiendo que el momento requiere medidas y soluciones especiales.

Sin embargo, la primera propuesta que les lanzó el club no convenció a los jugadores y pidieron un plazo para dar una respuesta mientras consultan con sus asesores financieros.

/GAE
@EstudioEstadio