La tercera pelea entre el campeón mundial de peso pesado, el inglés Tyson Fury, y el ex campeón estadounidense Deontay Wilder puede ser en octubre y no el 18 de julio como se planeó originalmente, debido a la pandemia de coronavirus, informó el presidente de Top Rank, Bob Arum.

Fury, que posee el cinturón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), ganó por nocaut técnico a Wilder en el séptimo episodio el pasado 22 de febrero en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas (Nevada), e inmediatamente Wilder ejerció su derecho contractual a una tercera pelea inmediata.

Arum, copromotor de Fury junto con Frank Warren, dijo que la pelea sería el 18 de julio, también en el MGM Grand.

Pero debido a la pandemia del coronavirus Arum señaló a medios de comunicación que la pelea se pospondría.

Los casinos en Las Vegas están cerrados y la Comisión Atlética del Estado de Nevada ha cancelado todos los deportes de combate en el estado por el momento.

“No se podía garantizar a los peleadores que el evento tendría lugar en esa fecha. No pudimos convencerlos a ellos ni a nosotros mismos“, dijo el promotor.

Agregó que “la pelea sea a principios de octubre”.

/gap@EstudioEstadio