La paralización que sufrió el fútbol chileno por la pandemia de Covid-19, tiene a la actividad bajo una delicada situación económica, por lo que en la ANFP gestionan un préstamo que pueda ir en ayuda de los clubes nacionales.

En Quilín dispondrán de cerca de 10 millones de dólares para paliar esta crisis y cada elenco puede pedir hasta un máximo de un millón de la divisa norteamericana como salvavidas.

Algunos equipos confirmaron que aceptarán esta ayuda, otros todavía lo analizan. Sin embargo, hay clubes que ya informaron que no harán uso de ese dinero como es el caso de Colo Colo y Universidad Católica.

Según señala una publicación de el diario El Mercurio, ambos clubes lideran esta negativa. “Ya informamos a la ANFP que no pediremos este préstamo”, señala una fuente anónima al matutino en su edición de este sábado.

Ambos clubes buscarán solventarse económicamente con los dineros que recibirán de parte de la Conmebol. El organismo avisó que serán adelantados los pagos por los juegos que no alcanzaron a disputar de Copa Libertadores.

Pero no son los únicos, ya que otras instituciones como Huachipato, Curicó Unido, Deportes Iquique y Deportes Antofagasta avisaron al ente rector del fútbol chileno que tampoco solicitarán el préstamo.

/gap