Los Juegos Olímpicos que debían realizarse en Tokio continúan bajo la órbita de la incertidumbre. Tras la postergación para el próximo año debido a la propagación global del virus COVID-19, el presidente del Comité Organizador, Yoshiro Mori, advirtió que el evento internacional “será anulado” si no se controla la pandemia del coronavirus.

“Si la pandemia no está bajo control en 2021, los Juegos Olímpicos serán anulados”, afirmó el directivo en una entrevista brindada al diario japonés Nikkan Sports.

El coronavirus obligó al Comité Olímpico Internacional (COI) y al gobierno de Japón a aplazar las Olimpíadas, programadas ahora para el 23 de julio, con fecha de cierre el 8 de agosto de 2021. En este sentido, Mori expresó que una nueva postergación es inviable por lo cual si para esa fecha la situación no está bajo control los Juegos Olímpicos serán cancelados.

El presidente del Comité Organizador respondió con firmeza cuando fue consultado sobre un posible escenario con nuevo cambio de fecha para la cita que se desarrollará en la capital japonesa. “Si no logramos controlar esta pandemia, que es un enemigo invisible, no tendremos más remedio que cancelar los Juegos”, insistió Mori, quien recordó que las Olimpíadas sólo fueron anulados en tiempos de una Guerra Mundial, pues Tokio también debió cancelar la edición de 1940, mientras que Berlín anuló la de 1916.

Igualmente, el dirigente asiático expresó su confianza en que el coronavirus será controlado y permitirá a Japón y al COI desarrollar “las Olimpíadas en paz el próximo verano”. “Estas Olimpíadas serán mucho más valiosas que cualquier otra si logramos realizarlas tras ganar esta batalla. Debemos confiar, de los contrario nuestro duro trabajo y esfuerzo no tendrá recompensa”, consideró.

Por su parte, el presidente de la Asociación Médica de Japón, Yoshitake Yokokura, también alertó que será “difícil” llevar adelante los Juegos Olímpicos sin una vacuna eficaz o un tratamiento efectivo contra el coronavirus.

Mori también indicó que Japón evalúa organizar una ceremonia de apertura compartida para los Juegos Olímpicos y los Paralímpicos, previstos del 24 de agosto al 5 de septiembre, con el objetivo de reducir costos. “Dado que la situación cambió dramáticamente, debemos revisar muchas áreas, incluyendo las ceremonias. Habrá un recorte considerable en los costos y un gran mensaje de victoria contra la crisis global, pero no es fácil”, concluyó el dirigente.

@EstudioEstadio