Arturo Vidal es protagonista del desconfinamiento en España. El volante ha ido volviendo paulatinamente a los entrenamientos del Barcelona, a la espera del retorno definitivo del fútbol.

En esa dinámica, el King tuvo una distendida conversación transmitida por sus redes sociales y las de Rodelindo Román, su club de barrio. Habló del presente y de las polémicas en las que ha estado envuelto últimamente.

“Lo que veía lo pateaba, obligaba a Emiliano y Alonso (sus hijos) a jugar fútbol conmigo. Ha sido difícil por tanto tiempo de estar encerrado. Estuve mucho tiempo sin ver a mis hijos por cuidarlos, casi un mes sin ellos. Tratamos de seguir las reglas, fue complicado”, dijo el ex Bayer Munich.

El mediocampista expuso que se siente en un gran momento. Que el encierro le ha permitido afinar su condición, como se ha visto en sus redes cuando sube desafíos para correr ciertas distancias. “Físicamente me siento mejor que nunca. Nunca tuve tanto tiempo para prepararme bien. Nunca se me dio este tiempo que se me dio ahora. Pude prepararme de la mejor forma. Estoy con el profe Juan (Ramírez, su PF personal) en Barcelona y pudimos hacer un plan para tratar de alargar mi carrera. Ahora se me dio. Me siento preparado para lo que viene. Es como que estuviera empezando el año, faltando dos meses para terminar la Champions y la Liga”.

El Rey Arturo tuvo palabras para el retorno a los entrenamiento. “Al principio fue raro porque empezamos a entrenar de a cuatro jugadores. Las ganas de correr, de tocar el balón… disfrutamos como niños chicos. Ahora ya se puede jugar y hacer cosas. Hemos ido de a poco, pero con mucha felicidad”.

“Hablé con Chiellini y él me explicó, y está todo bien. No me parece contar cosas privadas que uno hace. Me dijo que también reflejó cosas que no se tuvieron en cuenta, como que soy un ganador o un líder. Uno no lo hace solo, siempre está con más gente y sacar cosas íntimas es complicado. La gente, los periodistas, sacan lo peor que hace uno… el alcohol… La prensa chilena se va con esas cosas que no son buenas. No es que yo me esté arrancando de una concentración; es algo que es con permiso, que se puede hacer. Que te dicen que puedes salir, que mañana se entrena a tal hora y se puede hacer. Y uno lo hace, si uno es persona como cualquiera. Una vez que me he equivocado lo que pagado. Pero esas cosas, contarlas, creo que no me parece”, dijo sobre las declaraciones del jugador italiano de hace algunos días.

También mencionó la polémica en la que se vio envuelto con Charles Aránguiz, al replicar en sus redes a alguien que los comparaba y que le daba preferencia a Vidal, siendo despectivo con el Príncipe: “Con Charly no tengo problemas, somos amigos, no hablamos mucho pero tenemos la máxima de buena onda y conexión. Quería aclarar eso a la gente. Las comparaciones no son buenas. Lo que pasó el otro día fue una tontera. Siempre agrego cosas de la gente que me escribe, trato de meterlo en mi Instagram. Lo que subí no me di cuenta. Ya lo había subido y no lo quise sacar, ya estaba. Ha hecho una carrera espectacular. De verdad que no tengo ningún problema”.

En ese sentido, Vidal aseguró que se ha ido dando cuenta que quienes le escriben por redes criticándolo son principalmente hinchas de un equipo en particular: “Es increíble que te critican, te dicen tonteras, y no saben nada. He visto mucho ahora que la mayoría dicen “perkin” y vas a verlo y digo “¿qué he hecho?”, y la mayoría de los que me escriben son de la U”.

“A la gente de la U: me pueden seguir escribiendo. Cuando me escriben me gustaría responder porque igual soy persona, tengo rabia, pero que me sigan escribiendo porque me doy cuenta que soy lo más importante que tienen, más que su familia, porque me escriben a las 5 o 7 de la mañana. Me da risa. No les voy a responder más, voy a reírme mejor de las cosas, porque para ellos es todo grave”, agregó.

Por otra parte, el formado en Colo Colo aseguró que para él Rodelindo Román “es todo. Es mi corazón antes de Colo Colo. En la tierra del barrio aprendí todas las mañas, la forma de vivir y sentir el fútbol. En el barrio se juega con pasión, porque uno quiere ganar. Te topas con un gordito, un delgado, un joven, un viejo, que todos aman el deporte y esas cosas son muy lindas. Recibes cada golpe, cada pelea… es la etapa más linda que un futbolista puede contar”, dijo.

También se refirió a la posibilidad de jugar en el club de San Joaquín, aunque con una parada por otro de sus amores: “Me gustaría llegar como jugador al Rodelindo. Primero tengo que pasar por mi Colo Colo querido, necesito levantar un par de copas ahí. Tengo toda la ilusión de llegar en un buen momento a Colo Colo para pelear los campeonatos y la Copa Libertadores”.

Sobre los jugadores en los que se reflejó, Vidal, como otras veces, se acordó de Miguel Riffo: “He estado con muchos centrales en Europa y si no hubiese tenido la mala suerte que tuvo en su rodilla, Riffo habría sido uno de los mejores centrales del mundo”.

Cuando le preguntaron por el mejor jugador con el que compartió camarín, fue tajante: “Leo (Messi) es de otro planeta. Es increíble lo que hace. Lo enfrentamos con Chile y era increíble. Imagínate tenerlo todos los días en los entrenamientos. Por eso le doy mucho mérito a lo que hicimos con la Selección”.

/GAE

@EstudioEstadio