El ex técnico de Universidad de Chile Gerardo Pelusso recordó su paso por el elenco azul y junto con asegurar que el Mundial de Sudáfrica 2014 le cortó el ritmo al equipo que alcanzó las semifinales de la Copa Libertadores, dijo que en el cuadro estudiantil había una sensación de que se podían hacer grandes cosas.

“Nos mató (el Mundial). Cuando un equipo engrana y por dentro ves que el equipo está convencido de que no te gana nadie, de verdad no te gana nadie. Y lo tenía el equipo, porque además en la última eliminatoria habíamos sacado al mejor equipo de la Copa, que era Flamengo. Y lo que pasa es que se para el Campeonato, y la U fue el equipo de toda Sudamérica que más jugadores mandó al Mundial, dos de Chile (Miguel Pinto y Marco Estrada) y dos de Uruguay (Mauricio Victorino y Alvaro Fernández). Y cuando volvimos del Mundial, dos de ellos ya no volvieron, tuvimos que parar, dar días libres, perdimos el ritmo”, dijo en diálogo con el programa “Dosis de Fútbol”, del CDF.

“Fue una noche negra (ante Guadalajara). Ya al día anterior fue negro, porque se nos lesionó Victorino, que venía fundido del Mundial. Acá llegó, saludó a la familia y tuvo que entrenar”, añadió antes de comentar los cimientos que luego Jorge Sampaoli capitalizó para llevar a la U a la conquista de la Copa Sudamericana.

“Aparecieron (Eduardo) Vargas, (Eugenio) Mena, estaba Matías (Rodríguez). Fundamentalmente me pasó que la U era un grande en Chile, pero había un ambiente para que la U fuera grande en América. Y lo fue con Sampaoli, no te diré que formamos la base, pero se veía que jugadores y el club como institución iban a más”, explicó.

/GAE
@EstudioEstadio