Según informa El Mercurio, el coronavirus llegó al Centro de Alto Rendimiento (CAR), luego que un funcionario que trabaja en el área de alimentación diera positivo en esta enfermedad.

Las alarmas se encendieron en Ñuñoa y de inmediato entraron en cuarentena preventiva 13 deportistas que deberán realizarla en el recinto deportivo para evitar más contagios de Covid-19.

Entre las personas que tendrán que hacer confinamiento destacan los nombres de Yasmani Acosta y del pesista adaptado Juan Carlos Garrido.

/GAE
@EstudioEstadio