El presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Mauricio Sulaimán, anunció este martes que son altas las posibilidades para que las funciones regresen en las próximas semanas con medidas para evitar el contagio de la COVID-19.

“La expectativa es que en junio se puedan tener peleas en México bajo un estricto protocolo. Ya hay estados interesados en montar funciones y otros países en tener boxeo. Es cuestión de días para tener más avanzado un calendario”, aseguró el directivo en una rueda de prensa virtual.

El CMB trabaja desde hace semanas en un reglamento para la celebración de combates a puertas cerradas con un dispositivo de seguridad que incluye el aislamientos de los protagonistas durante dos semanas y control absoluto para garantizar que los involucrados estén sanos.

Todos quieren pelear, quieren subirse al ring con público o sin público y están dispuestos a hacer lo que se tenga que hacer“, señaló.

Al referirse a las consecuencia de la pandemia, comentó que la nueva realidad ha llevado a la humanidad a la máxima humildad y hasta un boxeador como el taquillero Saúl ‘Canelo’ Álvarez estará dispuesto a pelear a puertas cerradas: “Estoy seguro de que con el profesionalismo del ‘Canelo’, estaría dispuesto a pelear sin público“, observó.

/GAE
@EstudioEstadio