Blanco y Negro sigue acumulando problemas debido a la crisis sanitaria que afecta al mundo, y que en los últimos días agregó un inconveniente con Pablo Mouche.

Así lo publica El Mercurio, luego de confirmar que la dirigencia no ha pagado el arriendo de abril de la casa que utiliza el jugador, que llega a los dos millones de pesos.

De acuerdo al contrato firmado por el jugador, el club debería hacerse cargo del costo de vivienda. Sin embargo, luego que el club se acogiera a la Ley de la Protección del empleo, está imposibilitado de hacerse cargo de ese ítem, según advierten

“Pagarla significaría estar infringiendo la ley”, dice el medio, en relación al momento legal que vive la escuadra.

El tema habría escalado de manera insospechada, luego que se informara que incluso existe “amenaza de desalojo” para el deportista.

Blanco y Negro y el plantel de Colo Colo protagonizan una dura polémica, luego que ambas partes no llegaran a acuerdo para reducir los pagos de sueldo, hecho que finalmente determinó que el club se plegara a la Ley de Protección del Empleo.

/gap