Carlos Carmona tocó un balón al lado y cayó al piso justo cuando Colo Colo buscaba dar vuelta su suerte ante Curicó. No se movió más y no pudo seguir, saliendo del campo acompañado del cuerpo médico y con la mano en la zona baja de la espalda.

De inmediato se vino a la memoria que tiene una lesión crónica a la cadera, pero el primer diagnóstico no es tan lapidario, al menos antes de los exámenes.

“No creo que sea tan grave, puede ser un desgarro en el glúteo izquierdo por lo que me plantea el doctor”, comentó al respecto el DT de Colo Colo, Mario Salas.

El coquimbano será sometido a exámenes durante la semana para determinar la cuantía de su lesión, aunque todo apunta a que, al menos, se perderá el próximo partido ante O’Higgins en Rancagua.

@EstudioEstadio