Luis Suárez reapareció para que el Barça ganase el Gamper in extremis, ante un Arsenal más rodado y entero físicamente que pecó de conservadurismo después de conseguir adelantarse en el marcador. El Pistolero tuvo bastante con 27 minutos para convertirse en el héroe del torneo. Cuando el partido iba lanzado hacia los penaltis cazó acrobáticamente, como un ´nueve´de verdad, un pase largo de Sergi Roberto y aseguró un año más el Gamper en un Camp Nou entusiasta y lleno.

El Arsenal estuvo más entero, mejor posicionado en el campo y más seguro de sus posibilidades en el primer tiempo, pero se vio sorprendido por una buena reacción barcelonista en la segunda parte, que obtuvo el premio del gol del empate en una desgraciada jugada defensiva de los ´gunners´.

El Barça de Valverde exhibió algunas virtudes y algún detalle esperanzador, pero en general demostró que le falta ritmo de competición. Anda cortito y el problema puede ser que el debut en la Liga está a no más de trece días, que aún podrían ser doce según cómo termine el sainete que han escrito entre LaLiga y la Federación. Y, de esos trece días, más o menos la mitad los pasará en Estados Unidos haciendo caja.

De entre las pautas que Valverde ha ido repitiendo hasta ahora y que volvieron a verse en el el Gamper está la ubicación de Griezmann como ‘nueve’. Puede ser circunstancial, ante la ausencia de Messi y Suárez, pero lo cierto es que el francés ha actuado en esa posición toda la pretemporada. Contra el Arsenal marcó, a pase de Rakitic tras un gran recorte, pero en clara posición de fuera de juego. Los ingleses ya mandaban por 0-1. Con la entrada de Luis Suárez, bien entrado el segundo tiempo, Griezmann pasó a la banda izquierda, con Rafinha por la derecha.

De Jong, mediocentro

Otra constante del Barça veraniego es la ubicación de De Jong como mediocentro. De momento, no ha actuado en otro sitio. El holandés estuvo bien en cración y no perdió balones, pero, como todos, no encontró la forma de romper la estrategia del Arsenal. El 0-1, además, llegó tras asistencia de Ozil a Aubameyang por el eje tras jugada por la izquierda, con el equipo desajustado en defensa.

Dembélé jugó por la derecha y estuvo eléctrico pero muy impreciso y absolutamente anárquico. Por la banda derecha (Semedo-Dembélé) llegó peligro, pero el Arsenal se replegó siempre bien. El Barça dominó, pero con escasa profundidad. Los detallitos de Riqui, interior zurdo, no bastaron y Alba demostró que está muy fuera de forma, lo que le costó la tarjeta amarilla al tener que recurrir a una falta clarísima para frenar a Mkhitarian. Tres chuts de Rakitic, Riqui y Alba apenas inquietaron al meta Leno.

El Arsenal apretó el acelerador en el tramo final del primer tiempo. El lateral Maitland-Niles se lanzó en una doble acción ofensiva, primero aprovechanbdo una indecisión entre Alba y carles Pérez y después en un centro que Neto interceptó. Finalmente, el gol llegó por la otra banda, con una acción que acabó con la asistencia de Ozil rematada por Aubameyang.

Reacción barcelonista

El carrusel de cambios del segundo tiempo no afectó en principio a Semedo, Alba, Griezmann ni Dembélé, que generó la primera gran ocasión del segundo tiempo al fabricarse una posición de tiro y disparar desde fuera del área. El Barça, con los hombres de refresco, reaccionó y encerró de entrada al Arsenal, que tuvo un bajón físico, y, en acciones de Aleñá y Giezmann, generó peligro. Un gran chut del canterano tras acción del francés fue desviado a córner por Leno y después era Rafinhaquien generaba una acción confusa en el área pequeña que no acabó en gol por poco.

Pese al buen arranque azulgrana del segundo tiempo, el empate fue una chapuza total de la defensa del Arsenal. El lateral Maitland, sin apenas opsición más que de Miranda, de lejos, cedió el balón a Leno, que estaba fuera de su portería y corrió para evitar que acabase entrando, sin éxito.

El gol reanimó al Barça y Luis Suárez remató fuera por poco tras una brillante acción personal dentro del área. ya hacia el final, con todo abocado a los penaltis, el ´Pistolero´fue letal. Emery, otra vez a casa trasquilado.

/GAE
 @EstudioEstadio