Tras ambos logros con distintas generaciones de jugadores Sub 17, Caputto fue adquiriendo mayor presencia en la escena futbolística nacional. Junto a eso fue dejando en claro su proceder, una fórmula que probablemente intentará replicar en la U, considerando eso sí que bajo su mando habrá un grupo de futbolistas profesionales.

“No permito ‘aritos’, peinados estrafalarios y gorras con la visera para atrás. Para mí, todo eso es signo de cierto agrandamiento o de intentar figurar”, dijo el DT en su declaración de postulados.

“Impongo disciplina, reglas que los jugadores saben que deben cumplir conmigo, por ejemplo, el tema de los celulares y redes sociales. Cuando estábamos concentrados, solo podían ocupar el teléfono dos horas al día y sus redes sociales estaban siendo supervisadas por nosotros”, agregó en la oportunidad el nuevo entrenador de los azules.

/gap