La ANFP recibió un fuerte golpe. El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TLDC) multó al ente rector del fútbol chileno con una multa de más de 2,3 millones de dólares (3.145 Unidades Tributarias Anuales) por exigir a los equipos de la Segunda División que ascienden a la Primera B una cuota de incorporación equivalente a 24 mil UF. Además, ordenaron eliminar este cobro a los clubes.

“La cuota de incorporación tuvo el efecto de limitar la capacidad competitiva y deportiva de los clubes que la pagaron. Es una barrera artificial que obstaculiza el ingreso al mercado o, en caso que se logre ingresar, entorpece el desempeño competitivo del entrante”, señalo la Fiscalía Nacional Económica, luego que acogieran la acusación de febrero de 2018.

Además, el Fiscal Nacional Económico, Ricardo Riesco, indicó que “esta sentencia elimina una conducta que ha afectado la competencia en el fútbol nacional y ratifica que el trabajo de la FNE y la institucionalidad de libre competencia se aplica a todos los mercados sin distinción y a toda clase de conductas sancionadas por el DL 211, incluyendo a aquellas de carácter unilateral que no involucran acuerdos entre competidores”.

La Segunda División fue creada en 2011, mismo año donde se estableció la cuota de incorporación de 50 mil UF para que el campeón de la categoría pudiera participar en Primera B. No obstante, en noviembre de 2017, la cuota bajó a 24 mil UF.

Cabe destacar el emblemático caso de Barnechea en 2017. Al club huaicochero se le impidió participar en la B por no cancelar el dinero, pero gracias a una medida cautelar del TDLC pudo jugar en la segunda máxima categoría del fútbol chileno.

Finalmente, sobre la cuota de incorporación el TLDC agregó que “la ANFP no basó sus decisiones acerca de dicha Cuota en argumentos razonados de índole económico, menos aún de libre competencia, sino que todo indica que las decisiones adoptadas en el seno del Consejo de Presidentes estuvieron basadas en el deseo de proteger los intereses de los clubes que participan regularmente de los campeonatos de la Primera B”.

La ANFP tiene un plazo de 10 días hábiles para presentar un recurso ante la Corte Suprema.

/GAE
@EstudioEstadio