Miguel Riffo fue junto a Héctor Tapia una pieza importante en el renacer del Cacique luego de años muy malos deportivamente hablando con la consagración del equipo en el Clausura 2014, sellando por fin la estrella 30 de los albos en su historia.

Lamentablemente el final de la dupla no fue del todo bueno, ya que con la partida de Héctor Tapia de la institución a mediados del 2015 la pareja técnica se separó y tomó caminos distintos en sus carreras como entrenador.

/GAE
@EstudioEstadio