El chileno entró a jugar de creador y ordenó por completo a su equipo, que parecía perdido durante 70 minutos de juego. Su actitud contagió a sus compañeros.

Los medios italianos alabaron el cambio de actitud del equipo gracias a Sánchez.

Corriere dello Sport redactó que: destacó su ingreso en lugar de Christian Eriksen. “La actuación del centrocampista danés fue decepcionante y en el minuto 68 dio paso a Sánchez (…) El Inter aumentó la presión un poco y encontró el empate“.

En la Gazzeta dello Sport valoraron el ingreso del Maravilla junto con Moses y Young para refrescar el ataque. “La situación mejoró, incluso si el punto de inflexión se produce en una bola detenida“.

/GAE
@EstudioEstadio