Marcelo Barticciotto siempre es palabra autorizada para hablar de Colo Colo. El campeón de la Copa Libertadores del 91 tuvo una larga charla con el periodista Leo Burgueño, en el programa Lado B del canal de YouTube.

El delantero recordó, junto al comediante Pedro Ruminot, sus pasos por el Festival de Viña del Mar en 1999 y 2020.“No he visto cuando canté en Viña. Ni cuando jugaba me gustaba verme. Tampoco cuando salgo en la tele”.

Además, rememoró las opciones que tenía para venir a Chile en 1988.  “(Jorge) Ghiso me ofreció a Everton y le dijeron que no. A la U y Pellegrini le dije que no. Y finalmente, Salah apostó por mí”.

Por otra parte, dijo que “yo me quería ir de Colo Colo en el primer semestre. Y Salah me recomendó un sicólogo. Eso me hizo bien. Yo le debo mi carrera a Salah y a mis compañeros. Hasta me trajeron a mi hermano a entrenar a Colo Colo para no estar solo”.

También entregó un dato nuevo, ya que dijo que “para los 30 años de la Copa del 91 queremos hacer una fiesta en un Monumental lleno y traer a Olimpia de Paraguay. Tenemos que hablar con (Aníbal) Mosa y (Harold) Mayne Nicholls”.

Aunque con tristeza dijo que “no tengo ni la medalla del 91. No sé dónde está. Igual que las camisetas”.

Por último, se detuvo en su etapa de entrenador:  “No es tan difícil dirigir, no es difícil ser técnico. Yo dirigí tres equipos y llegué a dos finales. Acá hay DT que dirigen 30 años y no tocan una final ni con una caña de pescar”.

/GAE
@EstudioEstadio