El tenista serbio Novak Djokovic causó molestia en algunos ciudadanos europeos luego de su polémico Adria Tour y los varios casos de coronavirus que generó, por lo que recibió amenazas de muerte.

El número uno del ranking ATP, organizador del campeonato de exhibición, fue objeto de un ofensivo graffiti que apareció en un muro de la ciudad croata Split durante este viernes.

“Que mueras de eso es nuestro deseo. Saludos desde Split, que Dios lo conceda, es nuestro deseo. Djokovic, muere”, dice el rayado que fue viralizado a través de Twitter.

El Adria Tour causó el contagio de al menos cuatro tenistas de la primera línea, el propio Djokovic más Viktor Troicki, Borna Coric y Grigor Dimitrov, además del coach del serbio, Goran Ivanisevic.

/GAE
@EstudioEstadio