La ATP y la WTA siguen estudiando la mejor fórmula y la más justa para actualizar los puntos del ranking una vez el circuito profesional regrese el 14 de agosto con el Open 500 de Washington si es que finalmente se disputa la gira americana de pista dura.

La opción que ahora mismo es la favorita para ambas organizaciones, según ha podido saber MARCA, es una división entre los puntos actuales por las 52 semanas que se computa el ranking.

De esta forma, nadie sale perjudicado. Rafael Nadal, por ejemplo, pasaría de poder perder 5.360 puntos en cinco torneos consecutivos y sin descanso, los Masters 1.000 de Cincinnati, Mutua Madrid Open y Roma, a restar 189 puntos durante las próximas 52 semanas.

Esa puntuación es mucho más asumible para defender esos puntos y no caer en la clasificación. De igual forma, permite elegir a los tenistas ‘Top’ entre los cinco eventos del mes de septiembre sin la obligatoriedad de jugarlo todo. Otra de las posibilidades que manejaban los circuitos es mantener el ranking congelado y crear una Race que sólo valiera para computar los puntos de la temporada y sirviera para meterse en la Copa Masters.

Con el calendario de Challengers, que compensará la eliminación de la previa del US Open, esa opción ha quedado en un segundo plano.

/GAE
@EstudioEstadio