Un partido abierto, con dos equipos que proponen y buscan constantemente el arco rival se ve en la previa del Universidad Católica versus Coquimbo Unido de este domingo a las 17:30 horas en el Estadio San Carlos de Apoquindo.

Y pese a que el local, líder con nueve puntos de ventaja sobre su más cercano perseguidor, ha demostrado una suficiencia en base a la jerarquía de sus jugadores para resolver los partidos, no es una idea carente de fundamentos plantear al equipo porteño como un rival a la altura.

Esto quedó demostrado, por ejemplo, en la fecha 1 del presente campeonato. El a estas alturas lejano 15 de febrero fue la fecha en que midieron fuerzas, en un gran partido, muy dinámico y que, salvo los primeros 20 minutos en modo selección de Edson Puch, no se sacaron grandes ventajas.
Al igual que en aquella jornada, los detalles serán claves para determinar el curso del encuentro. La efectividad y concentración en la fase defensiva, imponerse en los duelos que muy seguramente el local propondrá por las bandas con Puch y Fuenzalida, tratando además de generar superioridad numérica con el adelantamiento de los laterales e interiores, y el orden en mediocampo para desactivar el armado de juego, son aspectos a considerar.

Por su parte, en fase ofensiva, lograr ser directos, con transiciones rápidas, aprovechar la profundidad que generan los extremos por las bandas y, sobre todo, ser efectivo de cara a la portería local, es una tarea que deberán aprobar los jugadores de Graff para traerse la victoria.

Factor Pinilla

En este último punto, hay un nombre que tiene la principal tarea de ser el hombre gol: Mauricio Pinilla. Su poca continuidad, contrastada con el aporte goleador que ha entregado en los minutos que disputó, lo hace foco del debate. Sin embargo, hay un factor imposible de soslayar al momento de analizarlo: la categoría individual del jugador.

El peso específico que lo hace un punto constante de atención para las defensas rivales y que en favor del equipo puede abrir más de una puerta al ataque.

No sólo por su juego aéreo, buscando balones en un centro o tiro de esquina (sumándole la pelota parada en defensa). También como pivote, jugando de espaldas al arco y generando espacios, algo que ante un equipo que adelanta líneas y deja espacios entre la espalda de sus defensores y su arquero, la velocidad de los punteros aurinegros bien pueden aprovechar.

La lesión que lo marginó del duelo ante Deportes Iquique parece estar superada y el jugador, que viene de anotar en su último compromiso que disputó frente a Universidad de Concepción, de no mediar novedades, sería de la partida en San Carlos.

Sin grandes cambios

Tras el triunfo conseguido el sábado pasado y exceptuando la suspensión del delantero Jonathan Benítez, el equipo no debería sufrir mayores modificaciones. Es decir, con Matías Cano en el arco; John Salas, Sebastián Silva, Diego Oyarzún y Nicolás Berardo en la última línea. Fernando Cornejo, Sebastián Galani y Mauricio Yedro en defensa; Rubén Farfán por derecha, Pedro Muñoz (tal como en el último partido de local) por izquierda y Mauricio Pinilla, por el centro del ataque.

Salas apuesta por la intensidad

Quien ha sabido ganarse un lugar en el equipo inicial de Coquimbo Unido es John Salas. Con su buen rendimiento por la banda derecha (aunque ha actuado en ambas), terminó quedándose con el puesto.

Luego de la práctica de ayer en el Estadio Francisco Sánchez Rumoroso, la cual fue a puertas cerradas, el departamento de prensa del club compartió la opinión del lateral, quien fue certero para comentar sobre el planteamiento que esperan aplicar el próximo domingo.  “Seguir con lo de nosotros, el buen trato de balón, la presión. Vamos a ir a hacer un partido inteligente pero vamos a salir a presionarlos. Sabemos que en su cancha se hacen fuertes pero nosotros queremos ir con las nuestras, hacerles un buen partido y ponerlos incómodos en su cancha y ojalá quedarnos con los tres puntos”, comentó.

También, el ex Universidad de Chile reconoció estar a gusto en el puerto y que espera seguir aportando al equipo y la institución. “Bien, muy cómodo, con mucha confianza del cuerpo técnico y de mis compañeros. A pesar de ser mi primera experiencia en Primera División me he sentido muy bien y espero seguir aportando al equipo en lo que me necesite y estar a la altura”, agregó.

Opciones de gol

En su último partido ante Universidad de Concepción, Universidad Católica logró anotar usando sus variantes ofensivas: el primero de Fuenzalida nació tras pase del marcador central Huerta, desde mitad de cancha saltándose el mediocampo y aprovechando el desmarque de su compañero. El segundo, también de Fuenzalida, fue tras centro del lateral izquierdo Juan Cornejo ganando línea de fondo. (Sáez, centro delantero nominal, busca el pase atrás y el “Chapa” se mete entre los defensas) y el tercero, de Sáez, que aprovechó un rebote del portero tras tiro de Buonanotte, entrando por el centro mano a mano, luego de una cesión de Aued.

/gap