Aníbal Mosa conversó a fondo con el diario La Tercera. Detalló como se dio la llegada de su familia a Chile. “Llegamos en septiembre del 73, en Chile vivía parte de mi familia. Le mandaron un contrato de trabajo a mi papá para entrar al país”, recordó.

En el pasado, el puertomontino se ha declarado de izquierda, incluso dijo que Colo Colo es un equipo que va inclinado a esa posición. Comentó el origen de sus ideas políticas: “Mi padre venía de una tendencia política, que es el Partido Baaz, de izquierda, de los trabajadores de Medio Oriente, aunque nunca vino con fines políticos a Chile”, reconoció.

Su identificación con Colo Colo nació gracias a que el primer partido de fútbol que vio, fue uno donde Caszely anotó uno de sus mejores goles contra Emelec y también asume la notoriedad de su cargo. “Afuera, no lo dimensiona, y, adentro, te cuesta dimensionarlo. El equilibrio es estar permanentemente aterrizado. Es un cargo muy expuesto y de mucha visibilidad. Pero también tiene otra parte bien agradable; este puesto puede generar sensaciones de alegría a ocho o nueve millones de personas. O frustración. Pero qué bonito es poder tener ese desafío de poder hacer feliz a la mitad de un país”, comentó.

Tuvo palabras para relatar como se dio la llegada de Harold Mayne-Nicholls. “Se me ocurrió haciendo bikram yoga. Estaba en eso y el día anterior yo había hecho una lista mental de quiénes podían ser los dirigentes importantes que tiene este país. Necesitábamos colocar a alguien que sea un aporte, que tenga credibilidad”, explicó.

Se refirió a la posibilidad de un regreso de Matías Fernández. “Lo van a ver Marcelo Espina con Mario para fin de año. Las puertas no están cerradas para nadie, y mucho menos para Matías”.

Avisó que quiere seguir contando con Jorge Valdivia. “Sí, claro. Hemos estado conversando con el Mago. Dos o tres reuniones ya. Es un tema importante, el Mago es importante para nosotros”, manifestó.

Finalmente, comentó que Paredes siempre tendrá un espacio en el club cuando se retire. “Puede partir a Europa a capacitarse uno o dos meses, ser el veedor de los juveniles… Pensé que se le podría abrir la veta de querer dirigir, pero parece que no. La institución tiene hartas cosas y el Tanque tiene su espacio”, expresó.

@EstudioEstadio