Colo Colo no levanta cabeza en el Campeonato Nacional y sumó su tercer partido sin ganar, y lo más preocupante es que no ha podido convertir goles en la reanudación del torneo. Pese a la sequía y con tan solo un punto en tres juegos, sigue segundo en la tabla de posiciones pero a 10 unidades del líder Universidad Católica.

El bajo rendimiento futbolístico que muestra el equipo de Mario Salas comenzó a preocupar a la dirigencia de Blanco y Negro, por ende el técnico empieza a perder respaldo en la cúpula de la concesionaria, sin embargo, por ahora no han tocado el tema de la continuidad del estratega, la que por ahora, no está en entredicho, pero sí empieza a tambalear.

En la mesa del directorio preocupa el juego del equipo, y por lo mismo, aceleraron la llegada de refuerzos para el segundo semestre. En primera instancia la idea era fichar al argentino-chileno Leonardo Gil de Rosario Central, pero el alto precio de su carta frenó la operación. Por esto, fueron por el plan B y este quedó acordado, se trata del mediocampista trasandino Iván Rossi, que estaba libre tras su paso por Huracán. De esta forma, buscan darle más variantes al Comandante, quien perdió a Carlos Carmona por lesión, lo que se suma a la venta de Esteban Pavez, la cual no fue reemplazada.

Los cuestionamientos a la continuidad de Salas no se han producido, ya que pese a que Colo Colo no gana hace tres fechas, sigue segundo y clasificando a la fase grupal de la Copa Libertadores, uno de los objetivos trazados a principio de año.

“Se sigue manteniendo el apoyo a Salas, ya que lo importante es conseguir los objetivos, es la variable para medir su rendimiento. Hay que seguir luchando para cumplir esos objetivo”, reveló un integrante de la mesa a El Gráfico Chile.

Pese a eso, otra fuente expresó que “la caída ante O’Higgins nos dejó preocupados. El equipo no muestra el nivel del primer semestre y tenemos que dar una señal de preocupación, porque tenemos que levantar nuestro juego”.

Por ahora, Salas sigue con el respaldo de ByN, aunque ya no es tan cerrado como hace un mes, donde todos estaban contentos con la actitud del equipo. Sin embargo, la polémica salida del arquero Agustín Orión, marcó un precedente en la relación del entrenador con el plantel y dicha situación tiene en alerta al directorio.

Colo Colo tiene chances de sumar su primer gol y además ganar por primera vez en la segunda rueda ante Unión Española, partido que se jugará el viernes en el Monumental, desde las 19:30 horas.

@EstudioEstadio