Johnny Herrera volvió a la cancha y su regreso a la titularidad en la U no fue la mejor. Universidad de Chile cayó 3-1 ante Cobresal por la ida de los cuartos de final de la Copa Chile.

El 25 de los azules tuvo una buena atajada en los primeros minutos y poca responsabilidad le recayó en los tres goles mineros.

Más allá del resultado, el capitán de la U se reencontró con la camiseta de sus amores y los hinchas. Y preparó un detalle especial: la jineta que ocupó tiene inscrito el nombre de su pequeño hijo Bruno.

En la tribuna del estadio El Cobre de El Salvador el retoño de Herrera disfrutó del partido vestido con la camiseta del Chuncho estampada con el dorsal 25 y su apellido.

/gap@EstudioEstadio