El domingo pasado Felipe Reynero le arruinó la fiesta del récord a Paredes con un doblete en el mismísimo Monumental. “No me lo creía. Esa era una de las noches más esperadas para Colo Colo, era el día para Esteban, porque todos hablaban de eso. Nadie esperaba que llegara un equipo como nosotros que se plantara y los haga ver mal”, cuenta en diálogo con As Chile.

Este fin de semana volvió a brillar al anotarle a la U en un triunfo que los dejó cerca de semifinales de Copa Chile. “Es el segundo que les hago esta temporada, no me esperaba vivir algo así. Es el mejor momento de mi carrera, si bien en Rangers anduve bien, ahora llevo 8 goles en ambos torneos”, confiesa.

Pero más allá de su gran nivel, el nuevo artillero nortino también tiene una faceta desconocida: es empresario hotelero y tiene inversiones tanto en Chile como en el extranjero.

– ¿Cómo surge la idea de dedicarse a ese rubro?
– Tomé el ejemplo de mi papá (Roberto, ex jugador de la U). Él ganó plata en su carrera, pero no la supo invertir y, por lo mismo, me aconsejaron que debía hacer algo con mi dinero. Por eso es que tengo unas cabañas en Chillán y un hotel en Tulum, un balneario de México.

– ¿Y cómo funciona el negocio?
– Ahora en invierno fue la temporada alta de mis cabañas en Chillan y fue harta gente. Además, nevó harto en la zona y eso ayuda mucho. En el de México va todo muy bien, así que me gustaría seguir invirtiendo con mis socios de allá.

– ¿Y se maneja en finanzas o contabilidad?
– En este momento el Sifup nos dio cursos, así que entré a estudiar educación financiera. Más adelante veré si sigo especializándome en cosas que me ayuden a llevar los negocios.

/Entrevista de Pablo Vera para As Chile