CLAUDIO BRAVO: Dudó entre salir y quedarse en el primer gol de Honduras y eso fue fatal. En el otro gol no tuvo nada que hacer porque lo fusilaron desde corta distancia. Hasta el 1-1 su actuación era impecable, muy seguro y metido en el partido. Al término del partido echó a perder todo lo bueno de su regreso

ÓSCAR OPAZO: En el primer tiempo, Honduras atacó poco por su costado, pero en la etapa de complemento le tocó trabajar al igual que al resto de la defensa chilena. Y respondió con mucha concentración y entrega. Tuvo un cruce muy oportuno en una llegada de Honduras que pudo terminar en gol. No tuvo ni tiempo ni espacio para proyectarse en ataque, que es su mejor faceta.Fue reemplazado después del primer gol.

PAULO DIAZ: Tuvo un primer tiempo excepcional, ratificando que Chile encontró en esta pasada a un gran defensa central. Pero, en el segundo tiempo al igual que toda la defensa no pudo soportar el asedio hondureño. Al final se metió en un lío que pudo costarle la expulsión.

SEBASTIÁN VEGAS: Conceptos muy similares a los establecidos para Diaz. El ex defensor de A.Italiano termina con saldo a favor y con la opción intacta para seguir siendo considerado como alternativa en su puesto de zaguero central. Aunque también haya caído en el desorden de la defensa en el segundo tiempo

ALFONSO PAROT: Fue desde un comienzo el que tuvo más trabajo en defensa por la velocidad de Elis, pero se las arregló con su experiencia y el apoyo de Baeza para neutralizar al delantero hondureño más peligroso. Y en la primera ocasión en que apareció en el área rival abrió la cuenta para Chile. En el segundo tiempo definitivamente no pudo con Ellis y por su sector llegaron los dos goles de Honduras.

CHARLES ARÁNGUIZ: Fue uno de los más afectados por el calor y la humedad. Tal es así que después de un primer tiempo a gran altura, en la segunda etapa prácticamente despareció de la cancha. Y cuando Aránguiz no está, tampoco está Chile.

CLAUDIO BAEZA: Estando entero físicamente se las arregló para ser el primer dique de contención para las cargas hondureñas. Después las piernas no le dieron y terminó siendo sobrepasado continuamente por los volantes locales.

CÉSAR PINARES: Hizo un muy buen primer tiempo, cargado a la derecha donde siempre encontró tiempo y espacio para lucir su mejor perfil que es el zurdo. También bajó como el resto del equipo en la etapa de complemento, aunque fue uno de los pocos que terminó intentando algo hasta el final para dar vuelta el resultado.

DIEGO RUBIO: Mucho empeño pero poca productividad. Puede decirse que sufre con la falta de apoyo y acompañamiento que ha sido característica par los “9” en esta selección de Rueda, pero además es evidente que individualmente no tiene mucho como para imponerse a los centrales adversarios. Al menos puede decir que partició en la jugada del gol habilitando con un cabezazo a Parot

EDUARDO VARGAS: Levantó mucho su rendimiento en relación a lo que había ofrecido ante Argentina. Con mucha movilidad y sintiéndose el jugador de mayores pergaminos en ataque, siempre se mostró para pedir la pelota e iniciar la mayoría de los ataques de Chile. Eso en el primer tiempo, porque en el segundo desapareció por completo

JEAN MENESES: Buen debut. Destacó especialmente su movilidad y atrevimiento, que dejó en evidencia con un arranque individual que terminó con un remate desde fuera del área que pasó cerca de un poste. Además, ejecutó con gran precisión el  ´córner que derivó en el gol de Parot. Fue sustituido en el segundo tiempo.

IGNACIO JERALDINO: No tocó la pelota en el tiempo que estuvo en cancha

JOSÉ BIZAMA: Idem a Jeraldino

CRISTIÁN BRAVO: Idem a Bizama

DIEGO VALDES: Tuvo el empate en un centro de Parot y le erró el cabezazo en área chica. Le dio con el hombro y la pelota se fue afuera. Fue lo único que hizo.

por Gerardo Ayala Pizarro