Luego de su paso como ayudante técnico de los Dorados de Sinaloa, José María Martínez abandonó el cuerpo técnico de Diego Armando Maradona para asumir un desafío en la Primera B del fútbol chileno: fue nombrado entrenador de San Luis de Quillota, donde llegó el 3 de julio.

De todas maneras, como el campeón del mundo en el 86 tomó las riendas del primer equipo de Gimnasia y Esgrima de La Plata, intentó convencer a su ex colaborador de acompañarlo en el “Lobo”. Pero recibió la negativa. “No hice absolutamente nada porque hay un compromiso con los dirigentes de San Luis. Diego me invitó a participar con él y le dije que no”, reconoció Martínez a La Tercera.

Además, el actual DT de los “Canarios” reveló algunos detalles de la forma que tiene el “Pelusa” de dirigir. “Genera tanta devoción e idolatría que su aporte es notable. Si él habla, todos callan. Y no lo exige, es natural. Logra una atracción total y es difícil hacer eso siendo entrenador. Yo nunca le voy a llegar al jugador como Diego y no tengo duda de que va a mejorar a Gimnasia”, manifestó el director técnico de 52 años.

Cabe destacar que, ante la negativa de su ofrecimiento, Maradona optó por otro conocido del fútbol chileno para añadir a su staff técnico: se trata de Sebastián Méndez, quien pasó por Palestino durante 2018.

/GAE
@EstudioEstadio