Cristian Garin (33°) había dejado buenas sensaciones en su debut en el Masters 1000 de Shanghai. Había dejado en el camino al siempre complicado uruguayo Pablo Cuevas y en segunda ronda se medía ante un conocido, el italiano Matteo Berrettini (13°), a quién ya venció en la final de Houston este 2019.

Pero el chileno estuvo lejos de su mejor nivel y no pudo con la potencia del europeo. Sí, Garin se mostró deslucido e inconsistente y cayó por 6-3 y 6-3 en apenas 1 hora y 10 minutos de partido.

Berrettini, sin jugar un partido brillante, dominó casi todo el partido desde su servicio. No fue nunca quebrado y ganó el 83 % de los puntos jugados con su primer saque.

En el set inicial todo arrancó muy parejo, con ambos jugadores sin dar ventajas. Sin embargo, en el séptimo game, el europeo aceleró y le quebró al chileno. Repitió en el noveno juego y se quedó con la manga por 6-3 en apenas 33 minutos.

Y el segundo parcial no fue demasiado diferente. Garin no hacía daño desde fondo de cancha y sus golpes no generaban peligro en Berrettini, quien rompió el servicio del criollo en el sexto juego. Ese único rompimiento le bastó para llevarse el set por 6-3.

Corta estadía del chileno en Shanghai, que ahora se preparará para el ATP 250 de Moscú donde buscará levantarse.

@EstudioEstadio