El arquero y capitán de la U, Johnny Herrera, se refirió a la complicada situación que vive el fútbol chileno, en el cual aún no hay claridad sobre si retornará. El meta aseguró que no es fácil terminar de forma anticipada el torneo, sobretodo por toda la gente que trabaja en el fútbol.

Antes de cualquier cosa, nosotros apoyamos las peticiones que está haciendo la gente, con fútbol o sin fútbol, pero hay temas delicados en la mesa”, comenzó diciendo a la salida del CDA.

Escuché a algunos compañeros que pedían no jugar, pero acá hay gente que trabaja con nosotros, tenemos compañeros que terminan contrato a final de temporada y si se acaba, se quedan con noviembre y diciembre sin cobrar”, agregó.

“Y segundo, bajo qué condiciones comenzamos el nuevo campeonato, asamblea constituyente, con pensiones dignas… Entonces hay que dejar los puntos claros. No es fácil parar, porque además de los compañeros hay mucha gente que trabaja con nosotros, los guardias, y dejar a toda esa gente sin plata, no es fácil”, añadió.

“Tenemos que poner las cosas sobre la mesa. Es complejo, no es fácil volver a jugar. Acá está el bien común, de toda la gente, de lo que pedimos y ante ello es imposible hacer oídos sordos. Es imposible apartarse de tamaña discusión, obviamente se tienen que dar las condiciones para jugar, pero para mí es imposible“, expresó.

/gap@EstudioEstadio