Más allá del resultado obtenido por la Roja Sub 17, el duelo tuvo en Chile una figura desequilibrante: Joan Cruz. El volante de Colo Colo tuvo un partido de ensueño y fue factor clave en el alza futbolística de Chile ante Brasil.

“Gracias a Dios salieron los dos goles, y le agradezco a mis compañeros. Desde que clasificamos al Mundial me preparé al máximo para llegar bien a esta instancia. Creo que lo di todo…“, dijo después del encuentro.

También tuvo de las otras, a veces generó peligro para Chile por su exceso de conducción y se ganó también una amarila por una fuerte falta sobre Verón.

En el minuto 73 fue sustituido por César Pérez, y debió recorrer un gran trecho por el borde de la cancha cojeando. Ahí vino el culmine de su gran día, porque fue el propio público brasileño quien reconoció con aplausos para el “10” chileno su gran nivel.

Cruz se retiró evidente rostro de emoción. “Queríamos más, merecíamos ganar… esto es para que nos sirva más adelante, y son experiencias que tenemos que tomar”, cerró antes de partir al camarín. Su carrera recién comienza.

/gap@Estudio Estadio