La emoción de Cristian Leiva mientras conversa con AS es evidente. El entrenador tomó la Roja Sub 17 cuando faltaban pocos meses para el Mundial, y estuvo muy cerca de dar el gran golpe ante Brasil en octavos de final. Pero el sueño se derrumbó, como tantas otras veces en la historia…

“Todos dijeron que este era un fierro caliente, y yo tuve el atrevimiento de hacerlo. Me hubiese gustado pasar de ronda, pero me voy tranquilo y con la frente en alto”, dijo el ‘Flaco’ a AS.

“Para nosotros todo fue muy corto, tres meses de preparación, pero muy intensos. Ellos pueden demostrar que pueden jugar a este alto nivel. Estos tres meses hicimos un alto esfuerzo, y lo primero que le dije a los jugadores es que se vayan con la frente en alto, porque esto continúa”, fue otra de las frases del técnico.

Leiva tiene claro los pasos a seguir en relación al futuro de esta generación: “Debemos seguir acompañándolos en el camino, uno como líder de este grupo tiene que seguir acompañando. Si bien la mayoría de esta generación termina hoy, sigue después en una Sub 20. Ellos tienen que seguir mejorando en el aspecto individual”.

Además, Leiva destacó a dos jóvenes valores de la Roja que se esforzaron para ir al Mundial: Joan Cruz (16), y Lucas Assadi (15): “Ellos son jugadores de real proyección del fútbol chileno, hay que cuidarlos, protegerlos, y que sigan trabajando. Ellos han hecho un esfuerzo tremendo por estar acá y hay que seguir en la compañía de ellos para que se sigan proyectando en el fútbol chileno”.

/gap@EstudioEstadio