Independiente de Cauquenes se baja de la Segunda División y carga contra la ANFP y el Sifup. El club de la Séptima Región afirma que ya no cuenta con recursos para funcionar, entre otras razones, por los perjuicios que le ha provocado la inactividad derivada de la agitación social que vive el país.

A través de un comunicado público, la entidad sureña anuncia la decisión. “Club Independiente de Cauquenes SADP, junto con solidarizar con todas las demandas sociales de nuestra gente, quiere comunicar a todos sus hinchas, simpatizantes y amantes del fútbol que como club estamos quebrados económicamente”, abre la misiva.

El primer punto alude a “la permanente discriminación arbitraria de la ANFP”, lo que incluye factores como “la nula ayuda económica para los equipos de esta división”y la “nula participación en conformación de bases de Campeonato. No tener voz ni voto en Consejo de Presidentes, nula consideración ni respeto con nuestros clubes respecto de los problemas que afectan a esta división”.

Al Sifup, en tanto, se le señala por el “descuido y olvido con los jugadores de esta división”. Esta postura se ejemplifica, según el texto, con “las medidas tomadas últimamente, negándose a jugar. Está claro que NO conocen la realidad de sus asociados en esta división. Los jugadores no ganan los sueldos millonarios que ganan en Primera A y B. Por ende, el no permitir que esta división juegue sus partidos, metiendo esta división al mismo saco que la realidad de los jugadores de Primera A y B, es un error tremendo, que ha perjudicado a las arcas de los clubes ya que el poco dinero que se genera lo hacen los jugadores jugando y los auspiciadores mostrando sus marcas semana a semana”.

En esa línea, y concretamente, el club anuncia que tramitará su retiro del Campeonato actual. Y que espera que la FIFA ponga los ojos en el fútbol chileno. “La ANFP nos utiliza para cumplir con la cantidad mínima de clubes para estar asociado, pero al momento de dar beneficios, no existimos”, concluye.

/GAE
@EstudioEstadioE