Augusto Barrios llegó este año a Universidad de Chile para ganarse un puesto en el equipo titular de los azules, pero una terrbile lesión en las primeras fechas del torneo le impidió ganarse un puesto.

El lateral sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda el 7 de abril ante Unión La Calera. Siete meses después, la lesión del ex Antofagasta quedó atrás: “Estoy feliz de estar entrenando casi a la para con mis compañeros”.

“Actualmente mi rutina de trabajo es venir temprano, trabajar primero con el área médica con los kinesiólogos y cuando comienza el entrenamiento con mis compañeros, me integro con ellos. Hago el 80% del trabajo con ellos y luego me separo para trabajar con el PF en la parte física porque estoy al debe“, agregó Barrios.

Sobre el comienzo de su lesión, el lateral aseguró que “al comienzo estaba muy bajoneado pero trabajé harto con el psicólogo. Ya pasó el período y estoy contento por eso“.

/gap