Arley Méndez volvía a competir por la ruta para la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 luego de una lesión que lo alejó de las competencias por varios meses. La lesión fue una fractura por estrés en la tibia de la pierna derecha, la cual lo privó también de participar en los Panamericanos de este año.

El levantador de pesas chileno, se presentó en el Grand Prix de levantamiento de pesas de Lima 2019 con la intención de volver a competir para lograr la clasificación para los Juegos Olímpicos.

Méndez se quedó con la medalla de bronce en el arranque de la categoría 81 kilos, lo cual le permite dar un gran paso para llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Antes de la competencia, Arley se enfrentó a un cambio de división (81 kg) para lograr la clasificación y comentó que “El peso no me preocupa,porque lo bajo bien, el problema es la lesión que no me permite entrenar más de lo que debería, estamos ahí estancados”.

/gap@EstudioEstadio