Tras la resolución del Consejo de Presidentes de la ANFP para concluir con el Torneo Nacional, el plantel de San Marcos de Arica realizó una manifestación.

Esto porque el cuadro nortino en pleno llegó hasta el Morro, lugar emblemático de la ciudad, para enviar un mensaje.

Con todos los jugadores formados, expresaron el grito “¡Justicia deportiva, Arica debe subir!”, en alusión a la gran campaña que exhibía el elenco y que lo tenía con pie para retornar a la Primera B.

Tras el gesto, el técnico de San Marcos de Arica, Felipe Cornejo, sostuvo al Diario Arica es Noticia que “era algo que lo teníamos pensado hacer si lográbamos el ascenso deportivamente, pero dada las circunstancias que se dieron esperamos que haga justicia deportiva y se premie todo lo realizado en el año”.

/gap@EstudioEstadio