Cátedra de De Gea para dar el triunfo al Manchester United en Wembley

Once paradas, cinco de mérito, para dar a Solskjaer su sexta victoria seguida

Máxima expectación en Wembley. El Tottenham-Manchester United encerraba un duelo en la sombra que se saldó a favor del rival, a priori, más ‘débil’. Mauricio Pochettino, el candidato que más gusta para dirigir a los ‘diablos rojos’ la próxima temporada, claudicó ante el ‘ManU.’ del ‘interino’ Ole Gunnar Solskjaer (0-1). Un triunfo que tiene nombre y apellidos: David de Gea. El meta del United completó 11 paradas (todas en la segunda mitad), cinco de mérito, para conseguir que se mantuviera la puerta a cero por tercer partido consecutivo.

El ‘efecto Solskjaer’ no tiene fin. Cinco victorias en cinco partidos de Premier -seis contando el triunfo en FA Cup sobre el Reading (2-0)- le permiten igualar el mejor inicio en Liga inglesa de un entrenador del United. Un récord, hasta la fecha, en poder de Sir Matt Busby.

El entrenador ‘cedido’ por el Molde, que venía de ganar a Cardiff (1-5), Huddersfield (3-1), Bournemouth (4-1), Newcastle (0-2) y Reading (2-0), sale reforzado de su primera ‘prueba de fuego’. Su decisión de centrar a Lingard y de colocar a Pogba como ‘lanzadera’ para la velocidad de Rashford y Martial le salió a las 1.000 maravillas.

El gol del 0-1, en el 44′, es el ejemplo perfecto. Lingard interceptó un mal pase de Trippier, Pogba sirvió un extraordinario envío al espacio para Rashford y el ’10’ del United batió a Lloris con un gran tiro cruzado. Gol psicológico y doble varapalo para el Tottenham, que un minuto antes había perdido por lesión a Sissoko.

La mejoría de los ‘diablos rojos’ a nivel colectivo con Solskjaer se plasma también en el plano individual. Nadie ha participado en más goles en la Premier que Pogba (cuatro goles y cuatro asistencias) desde la llegada del técnico noruego. Por si fuera poco, Rashford encadena tres partidos seguidos marcando en Premier por primera vez en su carrera.

El Tottenham, que vio cómo Winks remataba desviado un mano a mano a mano con De Gea en el 9′ y le anulaban (justamente) un gol por fuera de juego a Kane en el 31′, se marchó al descanso sin tirar entre los tres palos.

La segunda parte, en cambio, encumbró a David de Gea. Cuestionado por sus actuaciones con La Roja, el meta español se encargó de demostrar por qué es uno de los mejores porteros de la Premier… y del mundo. Sobre todo, con los pies. Si el Manchester United se llevó los tres puntos de Wembley fue, todo hay que decirlo, por De Gea.

Su recital particular comenzó con una parada a tiro de Kane en el 49′ y continuó, un minuto después, ‘volando’ para sacar un cabezazo de Alli que se fue ‘envenenando’ progresivamente. La mejor intervención del ex del Atlético llegó en el 66′, cuando evitó que Alli le superara mano a mano. En el 70′ volvió a intervenir para salvar sobre la raya un remate de Alderweireld en el primer palo a la salida de un córner.

Quedaban aún tres paradas de mérito más que reseñar. En el 71′ se lució con una ‘palomita’ para la foto a tiro de Kane, en el 74′ volvió a lucirse desviando un tiro franco de Alli y en el 86′ evitó, otra vez con los pies, que Kane marcara después de sentar a Lindelof.

El ‘show’ de De Gea ensombreció el buen papel del otro portero: Hugo Lloris.El meta del Tottenham evitó que su compatriota Paul Pogba le batiera de cabeza en el 54′, le superara de vaselina en el 57′ y marcara, con un tiro raso desde la frontal, en el 62′.

El ‘ManU.’, que comenzó defendiéndose con solvencia y buscando la contra, acabó defendiendo por acumulación ante el aluvión de ocasiones del Tottenham. Le sirvió, con mucho sufrimiento, para llevarse la victoria de Wembley. La segunda derrota consecutiva de los ‘Spurs’ en su estadio -primera vez que sucede desde 2015- deja a los de Pochettino a nueve puntos del Liverpool. El ‘ManU.’, en cambio, comienza a creer. Es sexto, con los mismos puntos que el Arsenal, quinto, y tiene al Chelsea a seis puntos. Con Solskjaer todo es posible.

Fuente: Marca

, ,