El negro verano de Colo Colo que lo llena de dudas para la Copa Sudamericana

Colo Colo terminó su preparación para el Campeonato Nacional y la temporada oficial 2019 este sábado, con una nueva derrota en un amistoso ante Audax Italiano (4-3), lo que puso fin a una pretemporada para el olvido, un verano lleno de problemas, cuestionamientos y situaciones muy complicadas para el inicio del nuevo proceso de Mario Salas.

La seguidilla de malos resultados, las dificultades para armar el plantel y traer nuevos nombres, sumado a las lesiones que afectaron a algunos nombres clave del equipo, completan un panorama negro de un verano que pronto querrán olvidar en Macul.

Una racha insólita

Es sabido que Colo Colo no está acostumbrado a perder seguido y por eso cuando no puede ganar se arma más de un lío en el Monumental. Y el momento actual del Cacique es un desastre, porque de sus últimos 16 partidos sumando amistosos, torneo local y Copa Libertadores, ha perdido 11 y apenas ganó uno, en una racha increíble. Esto sin contar los amistosos informales ante Real Pilar y Platense en Argentina (fueron triunfos) y el último compromiso ante Audax.

Desde que los blancos vencieron a Universidad de Chile por 1-0 en el último Superclásico, el pasado 26 de agosto, comenzaron una seguidilla desastrosa y poco decorosa para el club más ganador de nuestro fútbol. Estuvieron 10 partidos sin ganar, igualando la peor racha de la historia colocolina y apenas consiguieron un cupo en esta Copa Sudamericana 2019, un premio de consuelo que no fue suficiente y el cual fue fundamental para la salida de Héctor Tapia.

En ese lapso del fin de 2018, perdieron con Corinthians, Everton, Palmeiras, Antofagasta, Universidad Católica, otra vez ante el Verdao de Sao Paulo y Universidad de Concepción. Empató ante Unión Española, O’Higgins, Audax Italiano y Palestino. Sólo derrotaron a Huachipato, lo que cortó la seguidilla de 10 sin ganar, terminando el año cayendo ante el Campanil en la última fecha.

Ahora, con Salas en la banca, el arranque fue terrible con cuatro derrotas en línea en los amistosos: Estudiantes de La Plata (Noche Alba); Unión Española, Universidad Católica y Everton (Torneo de Verano de Viña del Mar).

Problemas en los refuerzos

Colo Colo vivió un calvario para reforzar su plantel. La tardanza en los refuerzos fue la tónica de una etapa llena de incertidumbre y en la que Salas tuvo que esperar con mucha paciencia como podía configurar una escuadra que estuviera de acuerdo a sus pretensiones de juego.

Primero regresaron Marcos Bolados y Andrés Vilches desde la UC, que en principio parecía que no estaban en los planes del club. Para luego vivir el mayor show de esta época estival con la teleserie de Juan Carlos Gaete, que finalmente no llegó a vestir la camiseta alba.

La frustrada llegada de Edson Puch, quien finalmente fichó en Católica, provocando el fichaje del uruguayo Gabriel Costa -que fue anunciado por las redes sociales sin haber concretado el acuerdo definitivo-, fue un golpe muy duro en el Monumental.

Durante la pretemporada se fue el argentino Damián Pérez, que liberó un cupo de extranjero, lo que generó el arribo en tiempo récord del zurdo Ronald de la Fuente desde la Universidad de Concepción. Y ya bien entrada la preparación, terminado el desastre del Torneo de Verano de Viña del Mar arribaron el goleador Javier Parraguez, el argentino Pablo Mouche y el meta Darío Melo, ya con casi un mes de desfase.

Las lesiones

Para completar el negro verano albo están las diversas lesiones que han afectado al plantel. Especialmente en dos nombres: Agustín Orión y Matías Zaldivia. El portero argentino fue operado del hombro y podría perderse todo el primer semestre, por eso la llegada de Melo para ser suplente de Brayan Cortés -titular fijo y la gran apuesta de la institución-. Sin embargo, el ex Palestino pudo ser inscrito a tiempo en la Copa Sudamericana y no estará en la primera fase ante Universidad Católica de Ecuador, donde la alternativa es el ecuatoriano Omar Carabalí, quien no puede estar en el Campeonato Nacional por el cupo de extranjero que está lleno.

El tema de Zaldivia parece más simple como parecía en principio, y no estará en el estreno del torneo ante Unión Española en Santa Laura, también por una lesión en un hombro que sufrió en Viña. Julio Barroso y Juan Manuel Insaurralde aparecen como inamovibles.

Por otro lado, Esteban Paredes y Jorge Valdivia arrastran problemas físicos, que los tienen entre algodones para el debut en el torneo ante los hispanos. Esta semana sabremos si llegan o no.

El próximo domingo 17, desde las 19:00 horas en Santa Laura ante Unión Española, Colo Colo tendrá su primera prueba oficial del año. En caso de ganar, todo el verano se olvidará, de no hacerlo la crisis puede agravarse mucho más.

/Publimetro

, ,