Un Di María desatado se lleva por delante al Dijon y mete al PSG en semifinales de Copa

Ángel Di María está desatado. Cuando las lesiones de Cavani y Neymar habían dejado a Mbappé huérfano sin sus compañeros de tridente, el ‘Fideo’ se ha convertido en el agitador del PSG para seguir compitiendo por todo en la temporada. En Old Trafford dejó un partidazo y dos asistencias para tumbar al United y ante el Dijon se inventó un doblete para meter al gigante parisino en las semifinales de la Copa de Francia.

Con Mbappé en el banquillo descansando para las próximas ‘batallas’, Di María despachó a su rival en el primer acto. El 1-0 fue una delicatessen: Draxler le encontró al espacio y el ‘Fideo’, ante la media salida de Runarsson, cólo de vaselina el balón en su portería. Una ‘cuchara’ mágica. En el 2-0 tuvo fortuna: quiso regalar a Choupo-Moting la diana en la línea… y el despeje de la defensa le volvió para marcar su segundo tanto.

Di María suma ya, entre todos los torneos, 13 goles y 12 asistencias. Dobles figuras con las que se acerca a las 21 de la temporada pasada. El décimo máximo realizador de la historia del PSG (63 tantos) ha multiplicado sus números: en los últimos nueve encuentros ha fabricado 10 dianas (seis tantos y cuatro asistencias) y en los 11 anteriores sólo regaló dos goles. Meunier hizo el 3-0 certificando el pase parisino en una noche plácida en el Parque de los Príncipes.

Di María fue suficiente para fulminar a un Dijon que es penúltimo en la Ligue 1 y que sufrirá en el epílogo del curso. El PSG esquivó el disgusto que le supuso la eliminación ante el colista Guingamp en los cuartos de la Copa de la Liga con un triunfo convincente. Con el español Bernat de titular, Alves y Mbappé vieron desde el banquillo como Di María se lucía… de nuevo. Está ‘on fire’.

/Marca

,