Donnarumma, con apenas 20 años, convierte en ‘imbatible’ al Milan de Gattuso

Éste es el Milan de Piatek, de Paquetá, de Suso, de Gattuso (sobre todo)… pero también de Gianluigi Donnarumma. Con 20 años recién cumplidos y 153 partidos a sus espaldas con los ‘rossoneri’, ‘Gigio’ parece haber tomado buena cuenta del consejo que no hace mucho le dio Gattuso: «Tiene que pasar menos tiempo con el móvil».

Su final de 2018 y su inicio de 2019 explica, en gran medida, la mejoría del Milan. Basta echar un vistazo a los datos: Donnarumma, desde el pasado 7 de diciembre, ha dejado la portería a cero en 10 de los 16 partidos disputados. Sólo el PSG -11 veces en 15 encuentros- ha terminado más veces imbatido en dicho periodo. En San Siro, de hecho, encadena cuatro partidos imbatido.

Nada que ver con la racha de 16 partidos consecutivos encajando goles -la peor en la historia del club- que encadenó entre abril y octubre de 2018.Nada que ver tampoco con el mal momento que Donnarumma pasó hace un años cuando su renovación se dilataba y hacía pensar que tenía pie y medio fuera de San Siro. Conviene recordar que rompió a llorar después de ser insultado por sus propios ‘tifosi’ («pedazo de mierda», le llamaron) y Gattuso le habría llegado a insinuar: «Haz lo que te digo o te destruiré». Públicamente, eso sí, siempre le defendió. «No es un monstruo», dijo.

Los goles de Piatek, las asistencias de Suso y Paquetá y las paradas de Donnarumma provocan que los ‘tifosi’ vuelvan a ilusionarse con jugar la Champions tras cinco temporadas de ausencia. El Milan, no en vano, marcha cuarto en la Serie A, aunque con un sólo punto de ventaja sobre la Roma. Sueñan, además, con volver a ganar un gran título. La Supercopa de Italia lograda en 2016 es su único entorchado tras el ‘Scudetto’ logrado en 2011. Ahora, tras el 0-0 del Olímpico contra la Lazio, están a 90 minutos de plantarse en la final de una ‘Coppa’ que no ganan desde la 2002-03.

La ‘evolución’ de Donnarumma la confirma el seleccionador Roberto Mancini: «Es un chico joven que todavía está madurando. En la selección siempre ha estado bien, mejorando en cada partido».

El Milan quiere premiarle con una mejora de contrato

No es de extrañar, por tanto, que el Milan ya trabaje en una nueva renovación de contrato. Su vínculo actual caduca en 2021 y la idea sería prolongarlo hasta 2023. Donnarumma vería premiado su rendimiento con un aumento salarial (de 6 a 7 millones de euros) y el problema radica en la cláusula de rescisión. El club no está por la labor de ‘ponerle precio’, pero su agente, Mino Raiola, quiere fijar un importe a su salida. Si finalmente se llega a un acuerdo, no estará, en cualquier caso, por debajo de los 100 millones de euros.

/Marca

,