Un Cristiano Ronaldo de película clasifica a la Juve (Veal el»hat tick» para el 3-0 al Atlético)

Noche negra del Atlético en Turín. Una de las peores de la era Simeone, Por la eliminación. Por el resultado. Por la renta dilapidada de la ida. Y por la sensación que ofreció el equipo en todo el encuentro. Lo del Metropolitano fue un espejismo. La Juve pasó por encima de los colchoneros, con un sensacional Cristiano Ronaldo que hizo los tres goles de su equipo. El Atlético, que echó de menos a Diego Costa e intensidad en su juego, algo impropio de este grupo, se despide de ‘su’ final.

El guión del partido en su inicio fue el esperado. La Juve salió a avasallar al Atlético, Y lo logró. Tanto, que a los tres minutos, Godín había sacado casi bajo palos un disparo de Matuidi y sólo 60 segundos después, Chiellini marcaba a puerta vacía. Eso sí, Cristiano había cometido falta sobre OblakKuipers lo pitó y el VAR lo corroboró.

No salía de su área el Atlético, incapaz de dar dos pases seguidos ante la presión bianconnera. No sufría mucho en defensa en ese tramo de choque, pero la Juve jugaba en campo colchonero y el peligro era latente. Los medios de Simeone no lograban hacerse con el control del balón, especialmente un Lemar que perdía balones una y otra vez. Morata no cogía una. Los italianos entraban por bandas, sobre todo por la que defendía Arias, y también por el centro. Afortunadamente para los españoles, Godín Giménez sacaban todos los centros laterales.

No fue hasta el minuto 22 cuando el Atlético dio señales de vida en ataque. Con un disparo desde fuera del área de Koke que se marchó arriba. Griezmann probó dos minutos después, pero se encontró con Szczesny. Había despertado el cuadro rojiblanco… y llegó el gol de la Juve. Centro desde la izquierda al segundo palo al que entró Cristiano como un misil, sorprendiendo a Juanfran y cabeceando a la red el 1-0 para los de Allegri. Lo había merecido más el conjunto local, Éxtasis en el estadio, que veía más cerca la remontada.

De ahí al descanso, la Juve siguió mandado, aunque lógicamente, no podía mantener esa intensidad, lo que hizo que el Atlético, al fin, tuviera el balón. Aunque tampoco le sirvió de mucho, pues parecía más preocupado de tenerlo y dejar pasar los minutos que de asustar a la Juve, Bernardeschi tuvo tres ocasiones, una de espectacular chilena que se marchó fuera por poco, Y en el último segundo, un cabezazo de Morata, algo forzado, estuvo a punto de cambiarlo todo. Final del primer acto. Y lo mejor para el Atlético, el resultado. En esas, estaba clasificado.

Y dejó de estarlo nada más comenzar el segundo acto. Otra vez Cristiano. Otra vez de cabeza. Ni un paradón de Oblak lo evitó, porque el balón estaba dentro. Se impuso el luso a Godín y Giménez en el salto. Eliminatoria igualada con más de 40 minutos de juego por delante. El peor de los escenarios para el Atlético, que no reaccionaba. Sí en la grada, donde los colchoneros reclamaban a su equipo eso de lo que presumió el Cholo en la ida.

También reaccionó el Cholo, que retiró a Lemar para meter a Correa. No aportó nada el francés más allá de perder innumerables balones. El argentino se colocó a la derecha y Koke pasó a la izquierda. Poco después, Allegri metió a Dybala por un gran Spinazzola, que debutaba en Champions como titular. Bernardeschi, con amarilla, al lateral. Pero duró un minuto, porque Allegri mandó a Cancelo a la izquierda y a Emre Can a la carril diestro. Ni los jugadores se aclaraban.

Y llegó otro cambio sorprendente. Esta vez del Atlético. Vitolo entró por Arias. Tenía sentido. Saúl al lateral izquierdo, Juanfran al suyo y Koke al doble pivote con Rodrigo. Y reaccionó Allegri, dando entrada a Kean, por un Mandzukic renqueante desde antes del descanso. Quedaban 15 minutos. Si nada cambiaba, para la prórroga.

Y pudo cambiar, porque Kean se quedó solo ante Oblak tras un pase de Chiellini que pilló desprevenida a la zaga rojiblanca. La cruzó demasiado el joven italiano. Habían pasado casi 80 minutos, y la Juve seguía llegando antes y con más intensidad a los balones divididos. Y como todo salía mal, iba a ponerse peor. Así lo quiso Correa, que fue disputando un balón con Bernardeschi desde casi el centro del campo para acabar haciéndole falta en el área. Penalti. Acción impropia de un profesional. Infantil. No falló Cristiano, claro. El Atlético estaba eliminado y tenía cinco minutos por delante para evitarlo, Pero ni por esas se acercó a la meta italiana. Ni siquiera pasó del centro del campo. Los colchoneros se dejaron el alma en Madrid. Y la Champions en Turín.

Ficha técnica

Szczesny; Cancelo, Bonucci, Chiellini, Spinazzola; Can, Pjanic, Matuidi; Bernardeschi, Mandzukic (Kean 75’), Cristiano.

Oblak; Arias (Vitolo 73’), Giménez, Godín, Juanfran; Koke, Rodrigo, Saúl, Lemar (Correa 57’); Griezmann, Morata.

Goles:

1-0, min. 27, Cristiano.

2-0, min. 49, Cristiano.

3-0, min. 86, Cristiano.

Árbitro: Bjorn Kuipers (Holanda). Amonestó a Bernardeschi, Juanfran, Giménez.

Campo: Juventus Stadium. 40.884 espectadores.

/Escrito por Javier Gomara para Mundo Deportivo