El Valencia resiste a la revolución rusa

Un gol de Guedes tras una genial jugada de Gameiro da el pase en el 93′

No hay victoria del Valencia sin sufrimiento, sin recurrir a la heroica. Después de un mal partido, vio cómo se le escapaba al Europa League con un golazo de Suleymanov que eliminaba al equipo de Marcelino. Pero en el minuto 93′ Guedes con la izquierda marcó el gol que da el pase a cuartos tras una genial jugada de Gameiro. Este es el Valencia del Centenario, un equipo al que le cuesta ganar, pero que sigue peleando hasta que se sube en el avión de vuelta.

La premonición de Marcelino en la víspera del partido se cumplió a medias. El Krasnodar atropelló al Valencia en los primeros minutos del partido, pero el equipo blanquinegro no aprovechó la guardia baja rusa para hacer daño con algún contragolpe. La presencia de Ari -el delantero que revolucionó el partido de Mestalla en la segunda parte- provocaba estragos en la defensa del equipo español. Los movimientos del delantero permitían a Claeson y Wanderson encontrar espacios por los que generaban algunas dudas. Cualquier balón dividido o rebote parecía que caía a los jugadores locales. Como sucedió cuando Ari controló el balón y lo cruzó a la derecha de Neto. Habría sido gol de no haberse ayudado con la mano para amortiguar la pelota.

Una acción fortuita desactivó el principal foco de peligro del Krasnodar. Ari se hizo daño al chocar con Diakhaby en un duelo por un balón dividido. El delantero brasileño, nacionalizado e internacional por Rusia, intentó continuar pero tuvo que ser sustituido poco después. Y el Valencia respiró. Cheryshev empezó a poner centros peligrosos al área y así llegó la mejor ocasión. Un balón raso al área del extremo ruso que Carlos Soler en carrera estrelló contra el portero Safonov.

Conforme caían los minutos, el empate a cero era cada vez más peligroso para el Valencia. Porque reducía el tiempo de reacción en caso de un gol local. En la segunda parte, Neto paró con seguridad un libre directo ejecutado con Ramírez y Paulista respondió con un ajustado remate de cabeza a la salida de un córner.

Marcelino metió más pólvora al Valencia con Guedes y Rodrigo y Musaev quitó a un lateral para dar entrada a Suleymanov. Y fue el atacante ruso de 19 años el que puso al estadio y la eliminatoria patas arriba con un zurdazo desde el vértice del área que alojó junto a la escuadra de Neto. El Valencia se fue al ataque y encontró premio en el minuto 93.

Fuente: Marca

, ,