Un VAR que puede valer una Champions… o un descenso

Munuera Montero señaló un penalti más que dudoso a favor del Getafe en el minuto 94

Todo era cuestión de necesidades en el José Zorrilla… hasta que apareció el VAR en el minuto 94. Cuando en un terreno de juego se citan las opciones de clasificarse para la Liga de Campeones la temporada próxima o lograr la permanencia en Primera división, normalmente termina por decantarse la balanza a favor de la ilusión que hace jugar en la máxima categoría del fútbol español una campaña más.

Y así parecía que iba a ser esta vez hasta que Munuera Montero y el VAR decidieron que no podía ser así al confirmar un penalti en el minuto 94 a favor del Getafe que supuso el empate del partido sin que el conjunto de Bordalás lo mereciera, ya que al conjunto azulón esta vez no le dio con competir ni ser el que nos tiene acostumbrados en esta campaña.

Y eso que se adelantó en el marcador gracias a un golazo de Arambarri en el minuto 14. Un gol de esos goles que gustan marcar, de los que te hacen entrar en Champions y recuerdas pasadas las temporadas. Pero no era el día ni del Getafe ni de Bordalás. De repente las ansiedades y los nervios desaparecieron del Valadolid, que por debajo en el marcador se encontró más suelto y más decidido a ir a por el partido.

El descenso apretaba más que la Champions y eso se trasladaba al terreno de juego. Tanto que el gol local tenía que llegar. Y llegó. Uno de los peores planes un domingo por la mañana es quedar con tu ex, ya sea una pareja o un jugador. Y Sergi Guardiola tenía decidido que iba a amargar el día al club que decidió prescindir de él en el mercado de invierno, aunque para ello tuviera que marcar un gol con el muslo. O la barriga. El Getafe estaba fuera del partido, mucho más cuando se lesionó Antunes, lesión que parece de gravedad.

Tras el descanso la película continuaba igual. El Getafe se seguía viniendo abajo y el Valladolid totalmente al contrario. Quería un gol que le diera la permanencia y lo consiguió desde el punto de penalti transformado por Ünal. Y lo pudo tener más cerca todavía si no le hubieran podido las ganas a Waldo que quiso meterse en la portería antes que el balón en un mano a mano junto con Nacho que de haber esperado un poco habría valido el tercer gol y seguramente los tres puntos. Quién sabe si en la jornada 38 no se terminan acordando de esta jugada. El final ya se sabe. Saque de banda a la desesperada, balón al área, un rechace, Hugo Duro y Óscar Plano la pelean, penalti a favor del Getafe, mano al pinganillo de Munuera Montero y… otro resultado marcado por el VAR.

Fuente: Marca

,