¿Qué mediocentro necesita el Real Madrid: Pogba, Van de Beek, Eriksen o Pjanic?

Cuál de los cuatro futuribles se adapta más a lo que precisa el conjunto blanco

La operación ‘sala de máquinas’ ya está en marcha en el Real Madrid. Se busca reforzar la medular con vistas a la temporada 2019-20 y se manejan múltiples y variadas alternativas. La prioridad de Zinédine Zidane es Paul Pogba (Manchester United), pero en el club no terminan de ver claro su fichaje. Todo lo contrario sucede con Christian Eriksen (Tottenham), del que se manejan muy buenos informes. El ‘tapado’ es Van de Beek (Ajax) y en la lista figura también, aunque parte con menos opciones, Miralem Pjanic (Juventus). La pregunta del millón, sin embargo, es: ¿qué mediocampista necesita realmente del Real Madrid?

Zidane ya reclamó el fichaje del mediocampista del Manchester United, de 26 años recién cumplidos, en su anterior etapa. Ahora vuelve a insistir. El factor diferencial de Pogba respecto a sus ‘contendientes’ es su exuberante físico. Su zancada le permite abarcar más campo que ningún otro -si bien es cierto que en ocasiones peca de apático- y su altura -mide 1,91 metros- le convierte en una amenaza constante en el juego aéreo.

Otro aspecto favorable al ex de la Juventus es su polivalencia: puede jugar de interior, de mediocentro en un doble pivote, de mediapunta e incluso, aunque no parece muy por la labor y podría pagar ciertas lagunas tácticas, de pivote defensivo. Su rol ideal, en cualquier caso, parece el de interior. Es ahí donde más explota su vuelo, su llegada al área contraria y su disparo desde media-larga distancia. Esta temporada, no en vano, ha marcado 16 goles (13 en Liga) y repartido 11 asistencias.

El ‘tapado’ de la secretaría técnica del Real Madrid. Ha jugado un papel clave en el buen papel del Ajax, semifinalista, en la Champions: marcó en la vuelta contra la Juventus y en la ida frente al Tottenham. Su principal virtud es su extraordinario sentido táctico. No es el más rápido, ni el más fuerte, ni el más técnico de la lista… pero, probablemente, sí sea el más listo de los jugadores que maneja el Real Madrid. También es el más joven (22 años). Van de Beek destaca, sobre todo, por su capacidad de hacer daño. Es indetectable a la hora de infiltrarse entre las líneas enemigas y eso le permite aparecer siempre en el lugar preciso en el momento exacto.

Su capacidad de llegada, este curso, ha estado incluso por encima de la de Pogba: 17 goles y 13 asistencias le avalan. De todos los futuribles que se vinculan al Real Madrid es, sin embargo, el que menos relación guarda, en este momento de su carrera, con la elaboración de juego. En el Ajax, esta ‘liberado’ en este apartado por la presencia de Schöne y De Jong (incluso Ziyech) en la medular. Eso ha posibilitado que Van de Beek adelante su posición y en múltiples ocasiones, en lugar de interior, haga más las veces de mediapunta.

El mediapunta del Tottenham, al igual que Pogba, lleva tiempo en la agenda blanca. Quizá sea el perfil más completo de los cuatro. Mediapunta en su origen, ha sufrido una ‘evolución’ similar a la que experimentó Luka Modric también en las filas de los ‘Spurs’. Eriksen, de 27 años, es capaz de bajar a recibir haciendo las veces de interior, pero también es capaz de marcar diferencias jugando unos metros por delante, incluso ‘acostado’ a una banda.

Esta temporada, sin ir más lejos, acumula 10 dianas y 17 pases de gol. Y es que el danés, además de ser muy fino en el pase, cuenta con un gran golpeo, ya sea para asistir o para disparar a puerta. También destaca a balón parado. Esta temporada ha logrado un gol de falta en Premier y ha repartido seis asistencias en jugadas de estrategia. Sólo Moutinho (7) le supera en la Liga inglesa.

Otro futbolista que ha sonado en reiteradas ocasiones para el Real Madrid y que, aunque no está en la ‘pole position’, gusta mucho. Pjanic es, de los cuatro, el que ocupa una posición más retrasada en la actualidad. Su caso es curioso: comenzó como mediapunta en el Lyon, pasó a jugar de interior en la Roma y en la Juventus se ha convertido en el heredero de Pirlo como ‘regista’. Su perfil se asemeja, en cierto sentido, al de Eriksen, aunque con el paso del tiempo ha visto limitado su recorrido. Podría, en cualquier caso, volver a su rol de interior.

El medio bosnio, de 29 años, es una garantía en el pase (tiene un 92,11% de acierto en los 1.864 pases que ha completado este curso en Serie A). De sus botas nace todo el fútbol de la ‘Vecchia Signora’. Con la llegada de Cristiano Ronaldo ha visto limitado su protagonismo en la estrategia, pero Pjanic posee un gran golpeo. Uno de los cuatro goles y cuatro de las ocho asistencias que ha firmado esta temporada han llegado en jugadas de estrategia.

Fuente: Marca

, , ,