Benzema sí cree en la Liga (Video de los goles)

Recital del francés en Balaídos para recortar distancias con el Barça

Karim Benzema decidió que el Madrid se reenganchara a la Liga. Tras el tropiezo del Barça, el francés asumió la jefatura del Madrid en Vigo, donde el equipo sumó tres puntos y perdió a tres hombres: Casemiro, Reguilón y Nacho. Solari hizo de la necesidad virtud para sumar su cuarta victoria consecutiva y mantener al Madrid en la pelea por el título. La hemorragia que requirió la intervención de Florentino y el despido de Lopetegui parece taponada. No traten de buscarle demasiadas explicaciones. Los balones que antes iban al palo, ahora van dentro. Los de los rivales, que antes iban dentro, ahora van al palo. Esto es fútbol. Así de sencillo. Así de complicado.

Resultado de imagen para real madrid vs celta vigo

 

El partido no no dio respiro. En el primer tiempo sólo hubo un gol, el de Benzema, pero el acto estuvo plagado de incidencias. El Madrid perdió a dos jugadores por lesión y el Celta vio tres tarjetas en cuatro minutos. Tiró más el Madrid, pero la mejor parada fue de Courtois, a tiro de Brais Méndez, internacional de nuevo cuño. Solari tuvo que corregirse sobre la marcha y demostró cintura, la misma que le faltó en el cambio de Casemiro, que estuvo más de diez minutos cojo sobre el césped de Balaídos. Salió en su lugar Ceballos, pero el de Rosario optó por no modificar el dibujo: el utrerano de mediocentro y Kroos y Modric de interiores.

De las botas de Luka nació la mejor acción del primer tiempo. Balón perfecto del croata a la espalda de la defensa celeste, que coge a Benzema mal perfilado. Pero Karim gira sobre su eje y saca la bota derecha para amortiguar el balón. Un control que hubiera firmado Van Basten. O Bergkamp. O, porque las comparaciones son odiosas, Lewandowski. O Cavani. Quizá Zidane, por buscarle una explicación más cercana a Karim, que se dejó a un toque la bola perfecta para el remate. Nadie está remando tanto como Benzema para sacar al Madrid del hoyo. Minutos después, se marcó otro eslálom de funambulista por la línea de fondo para regalarle a Kroos su golito al Celta de cada partido. Pero esta vez Toni olvidó poner tiza en el taco de billar y echó la pelota arriba.

Resultado de imagen para real madrid vs celta vigo

Benzema personificó la superioridad del Madrid sobre un Celta que se acercó menos, pero con peligro. Roncaglia estrelló un cabezazo en el palo tras un saque de esquina (aún con 0-0) y luego llegó la manopla de Courtois ante Brais. Después, el carrusel de tarjetas celestes y un doble expediente X en torno a la figura de Reguilón. Primero, vio una amarilla fantasmagórica a beneficio del inventario de Undiano, que andaba con el gatillo fácil. Después, cayó al césped por un problema muscular. Esta vez el cambio fue rápido: salió Javi Sánchez, que en diez días ha debutado en Copa, Champions y Liga, y Nacho se colocó como lateral zurdo.

Así comenzó el Madrid el segundo acto, con Bale aún cojeando por una patada de Hugo Mallo. El galés tuvo otro de esos días. Apatía y abulia. Todo lo contrario que a Benzema, que siguió reclamando el foco, el spotlight, que dice Solari. Estrelló un balón en el larguero tras una buena maniobra individual como aperitivo a la jugada del 0-2, otro baile en una baldosa ante Roncaglia que se estrelló en el poste y acabó entrando tras rebotar en Barral. Ya saben,: el fútbol es así. Luego siguió la hemorragia de emociones: Hugo Mallo recortó distancias (gran gol, gran pase de Aspas, más participativo tras la pausa) mientras los madridistas caían como chinches. Nacho fue el siguiente en dejar el campo, con problemas en una rodilla, dejando una imagen preocupante. También se hizo daño Odriozola, pero se tuvo que morder el labio. Y a todo esto Bale seguía deambulando por ahí, sin bajar al lateral izquierdo (que fue para Lucas Vázquez) mientras Brais Méndez se hacía con el mando en el Celta. Su asociación con Aspas hacía creer a Balaídos, hasta que Juncà cometió una torpeza supina ante Odriozola, un futbolista ante el que Carvajal no debería dormirse. Ramos, que había hecho acto de presencia con un par de extemporáneas subidas al ataque que no debieron satisfacerle, volvió a tirarlo a lo Panenka, dejando con el molde a Sergio.

 

Resultado de imagen para real madrid vs celta vigo

 

Ahí acabó el partido. Quedaban siete minutos y el Celta soltó la cuchara. Lo aprovechó Ceballos para hacer un golazo y refrendar que, además de los resultados, el Madrid ha recuperado el gol (15 en cuatro partidos con Solari). Brais cerró la accidentada noche de Balaídos con el 2-4 sobre la bocina, pero hacía mucho tiempo que el partido estaba resuelto. Lo decidió un tal Karim Benzema, al que algunos siguen discutiendo, y que, a falta de un candidato mejor, es el faro al que se aferra el Madrid en estos tiempos de tempestad y turbulencias.

Fuente: Marca

,