Uno de los peores partidos jugados por Chile en casa en mucho tiempo (Video del 2-3 ante Costa Rica)

Chile llamó la atención temprano. Medel remató de distancia y obligó a trabajar a Esteban Alvarado, el reemplazante de Keylor Navas. Los ticos respondieron al minuto siguiente, con un tiro elevado de Joel Campbell.

A la Roja le costaba salir desde atrás. Costa Rica presionaba a los chilenos y, cuando los ticos recuperaban la pelota, inquietaban con veloces contragolpes.

Eran los centroamericanos quienes dominaban cuando una explosiva contracarga de la Roja se perdió en un error de Junior. Intentó un amague parecido a una bicicleta y terminó en pifias. Hubo más aproximaciones, pero sin riesgo. Un cabezazo desviado de Vidal tras centro de Paredes y un tiro de Alexis que Calvo sacó desde la raya. Fue la más clara, a los 21′.

El debut de Reinaldo Rueda en Chile generaba expectativas. El juego ofensivo y vertiginoso que no se vio en los partidos en el extranjero era largamente esperado en El Teniente. Pero la Roja parecía seguir a la velocidad de un auto que tiene el freno de mano puesto.

Los problemas comenzaron a partir del minuto 23. Roco transitó por la cornisa al salir jugando desde el área chica y casi se mete en su propio arco con la pelota dominada. Extraña jugada, pocas veces vista. A los 29′, Cruz se lo perdió increíblemente ante el achique de Herrera. A los 32′, el portero de la U tuvo una contorsión magnífica para sacar un centro-tiro al arco de Campbell. Y a los 35′, Waston le ganó en el brinco a Roco y anotó el primero de los ticos.

El defensor del Besiktas andaba rengueando, no saltó a tiempo producto del impedimento físico e inmediatamente solicitó el cambio. Ingresó Lorenzo Reyes y Medel bajó como defensor central. Chile tuvo una ocasión más antes del entretiempo: un fuera de juego de Junior.

En la reanudación, Rueda dejó a Fernandes en el vestuario. Envió a Óscar Opazo y volvieron a cambiar la táctica. El Torta se ubicó como lateral izquierdo, Sebastián Vegas pasó como defensor central y Medel volvió a ser volante de contención.

Chile insinuó un mayor peso ofensivo en el inicio del segundo tiempo, pero sin claridad al llegar. Un remate desviado de Alexis fue lo más peligroso.

El derrumbe

A los 58′ el grandote Waston vacunó nuevamente a la defensa chilena. No necesitó anticipar en el primer palo. Se quedó esperando en el área chica y le llegó el rebote tras un mal despeje de Medel para empujarla sin problemas dentro del arco.

Si el 2-0 fue un golpe bajo, lo de cinco minutos después fue un recto al mentón con la guardia abajo. Ronald Matarrita, el lateral izquierdo de los ticos, picó al vació, se llevó en velocidad al Torta Opazo y definió ante Herrera. Era el 3-0 que los centroamericanos celebraron como si fuera un carnaval. No era para menos: venían de ocho derrotas seguidas y estaban dándole una paliza a Chile.

Rueda envió al campo a Nicolás Castillo, quien ingresó por Esteban Paredes. El ariete del Benfica dispuso de una ocasión clara apenas ingresó.

A los 69′, Sebastián Vegas anotó el descuento con un cabezazo tras aprovechar un rebote en el travesaño. La Roja tuvo varios cambios. Ingresaron Sagal y Bolados. El zurdo del Pachuca se fue por la orilla y Alexis bajó a ser una especie de 10 cuando quedaban 15′ de partido.

A 10 minutos del final, Alexis se inventó un penal ante la entrada de Waston. El jugador del Manchester United quiso imitar el lanzamiento de la final de la Copa América 2015 y Alvarado se lo contuvo. Era el corolario de una noche negra.

Sánchez tuvo su desquite en el minuto final y por fin pudo anotar. El segundo descuento no ayudó de mucho porque ya era tarde. La historia estaba escrita hace un buen rato.

/escrito por Mario Brisso para As

,